Luego de extraerle un pulmón a un enfermo de cáncer, lo limpiaron y lo devolvieron a su lugar

En el Hospital Beilinson de Tel Aviv se llevó a cabo por primera vez en Israel un procedimiento médico fuera de lo común, en el que se le extrajo del cuerpo a un paciente un pulmón con cáncer, se eliminó el tumor y se devolvió el órgano ya sano a su lugar. El método de “limpiar” órganos de tumores cancerosos aún está en pañales, pero puede cambiar la manera de lidiar contra el cáncer en el mundo.

Se trata de un gran avance médico, y hasta el momento son muy pocos los procedimientos de este tipo en el mundo. Durante la cirugía, el paciente estuvo conectado a un aparato para controlar el funcionamiento de su corazón. Este método evita la necesidad de esperar un trasplante de pulmón, y le permite al paciente volver a la vida normal sin necesidad de quimioterapia ni de radiaciones.

El paciente, de unos 40 años y que prefirió permanecer en el anonimato, tenía un tumor canceroso que obstruía la principal vía aérea en el pulmón izquierdo, el cual finalmente colapsó. Al principio, los médicos indicaron que no había más remedio que eliminar el pulmón, lo que suponía exponer al paciente a muchos peligros hasta que se encontrara un pulmón para el trasplante. “Eliminar el pulmón suponía sentenciar al paciente a un riesgo permanente de muerte”, explicó el doctor Yuri Faischowitz, director de la Unidad de Cirugía Torácica del Hospital Beilinson.

Para preservar la vida del paciente, los médicos plantearon la posibilidad de extraer el pulmón fuera del cuerpo, eliminar el tumor canceroso y devolverlo “limpio” a su lugar. Cabe señalar que extirpar el tumor canceroso de un pulmón fuera del cuerpo e implantarlo de nuevo es un procedimiento que se llevó a cabo muy pocas veces en el mundo y es uno de los más complejos que existen en medicina.

Tras un largo debate, el complejo procedimiento se llevó a cabo la semana pasada. En la operación participó un numeroso equipo de cirujanos, anestesistas, enfermeras y técnicos que se prepararon exhaustivamente. Durante la operación, el paciente respiró por el pulmón derecho, que seguía funcionando mientras los cirujanos extraían el pulmón enfermo, eliminaban el tumor canceroso e inflaban el tejido del órgano “limpio” para asegurarse que funcionaba. “Cuando inflamos el pulmón, vimos que su lóbulo superior estaba sano, por lo que decidimos implantarlo de nuevo en el cuerpo”, explica Faischowitz.

Son muy pocos los procedimientos de este tipo que se han hecho en el mundo (shutterstock)

El pulmón se volvió a conectar de vuelta a su lugar, al igual que los vasos sanguíneos y los bronquios, como en un trasplante, y se cosió y cerró el tórax. Cuando salió de la unidad de cuidados intensivos cardíacos, el paciente inició el proceso de recuperación, y su estado actual se considera muy bueno.

“Limpieza” de tumores: el método que puede cambiar la forma de lidiar con el cáncer

El cáncer de pulmón es en Israel el segundo más común en hombres y el tercero en mujeres. En el caso de los hombres, se trata del cáncer más letal de todos. Se calcula que en el país hay unas 2.600 con esa grave enfermedad, que ha ido en aumento en los últimos años. A menudo, los enfermos tienen que esperar un trasplante de pulmón durante muchos años, mientras su estado se deteriora y puede llegar a morir. Este nuevo procedimiento quirúrgico ofrece una esperanza para algunos de ellos, y puede llevar a que se curen completamente de la enfermedad.

“El nuevo método puede constituir un cambio radical para los enfermos de cáncer en el mundo”, indicó el catedrático Dan Aravot, director del Departamento de Corazón y Tórax del Hospital Beilinson, que operó junto con Faischowitz. Extraer el órgano enfermo del cuerpo y “limpiarlo” del tumor canceroso es, en ciertos casos, un nuevo enfoque científico que demostró ser eficaz en el cáncer de pulmón. Y tal vez pueda aplicarse a otros órganos con ciertos tipos de cáncer”, afirmó Aravot.

Fuente: Ynet Español