Netanyahu: «Debemos compensar a los afectados por el coronavirus»

El Consejo de Seguridad Nacional celebró una reunión en el hospital Sheba para dialogar acerca de la recepción de los pasajeros del crucero que se encuentra varado en Japón, luego de que cientos de turistas a bordo del barco contrajeran la enfermedad.

En el hospital Sheba, en Tel Hashomer, se celebró hoy (miércoles) una reunión del Consejo de Seguridad Nacional con la presencia del primer ministro, Benjamín Netanyahu; el ministro de Salud, Yaakov Litzman, y el ministro de Relaciones Exteriores, Israel Katz, de cara a la llegada de los israelíes que fueron evacuados del crucero Diamond Princess, que se encuentra varado en Japón desde hace dos semanas debido a que cientos de pasajeros a bordo del barco contrajeron el coronavirus.

Benjamín Netanyahu y el ministro de Salud, Yaakov Litzman, durante una conferencia de prensa en el hospital Sheba

El primer ministro afirmó: “Le pediré al ministro del Tesoro que indemnice a las empresas y a los ciudadanos que resultaron dañados por el virus. Prefiero una preparación excesiva a una falta de preparación”.

El jefe del Consejo de Seguridad Nacional, Meir Ben Shabat, manifestó: “Debemos abordar el asunto como una situación de urgencia nacional”.

Netanyahu recibió una explicación del personal médico

El primer ministro recibió una explicación brindada por el personal médico acerca de la manera en que se supervisará a los pacientes en la sala de aislamiento del hospital.

El ministro de Salud expresó que las autoridades están “preparadas para recibir a los israelíes que llegarán de Japón”.

El ministro de Salud expresó que las autoridades están “preparadas para recibir a los israelíes que llegarán de Japón”.

Desde Japón, los pasajeron señalaron: «Estamos decepcionados. Debíamos abandonar la embarcación hoy, pero aún no nos han permitido hacerlo. Nos prometieron que el miércoles estaríamos entre los primeros en salir. No nos explican nada y responsabilizan por todo a los japoneses. Nadie de Israel se comunicó con nosotros. Sólo nuestras familias nos llamaron y nos dijeron que tal vez mañana a las 18 abandonemos el barco”.

Sala de aislamiento en el hostpial Sheba

Fuente: Ynet Español