El ‘oro de sangre’ venezolano podría usarse para financiar ataques terroristas

El oro venezolano es un problema notable en el país, ya que es utilizado por el hombre fuerte de ese país, Nicolás Maduro, para mantener la lealtad del ejército.

Oro (Cortesía)

Un avión que hizo un aterrizaje forzoso en el Caribe transportaba una tonelada de oro venezolano, que podría haber estado destinado a Oriente Medio y podría haber financiado ataques terroristas contra comunidades judías, informó el Centro Simon Wiesenthal.

Los lingotes de oro embalados en maletas se valoraron en más de 50 millones, según el Centro Simon Wiesenthal.

Sin embargo, el oro resultó demasiado pesado, lo que requirió un aterrizaje forzoso en la isla caribeña de Aruba, un país constituyente del Reino de los Países Bajos.

Según la torre de control, el número de identificación del avión estaba registrado en una dirección de California, que voló por última vez hace 20 años.

Según informes, los tres tripulantes venezolanos del avión, que fueron detenidos por agentes estadounidenses, afirmaron que estaban en camino a México y luego para un envío hacia Dubái.

Este no es un incidente aislado de envío de oro venezolano hacia el Medio Oriente. El Centro Simon Wiesenthal supervisa de cerca estos envíos después de escuchar las afirmaciones de que algunos lingotes tenían marcas de la Alemania nazi. Como tal, es posible que los lingotes de oro sean de hecho «Zahngold«, que eran dientes de oro extraídos de las bocas de los cadáveres judíos en los campos de concentración antes de ser cremados.

Según una declaración emitida por el Dr. Shimon Samuels, director de relaciones internacionales del centro, su investigación «condujo a una mezcla de ‘oro del conflicto del Congo’ con envíos venezolanos que llegan en aviones rusos a Entebbe, Uganda.

“Allí fue fundido en nuevos lingotes por una empresa belga. Una vez que se eliminó el ADN del origen, los lingotes recién acuñados fueron enviados para la venta en el Golfo, Turquía y, supuestamente, Irán».

El oro venezolano es un problema notable en el país, ya que es utilizado por el hombre fuerte de ese país, Nicolás Maduro, para mantener la lealtad del ejército.

El presidente nombrado, elegido democráticamente, Juan Guaidó, solicitó a la comunidad internacional que vea el oro venezolano de manera similar a los «diamantes de sangre» que se encuentran en África, que se utilizan para financiar insurgencias armadas y actividades terroristas. Guaidó también ha pedido que la comunidad internacional se refiera al oro venezolano como «oro de sangre».

Samuels agregó en la declaración que «las fuentes creen que este y otros envíos son gestionados por los carteles en nombre de Hezbolá en América Latina, y las ganancias pueden ser utilizadas para atacar a las comunidades judías, en ataques terroristas al estilo AMIA».

El ataque terrorista de la AMIA fue un ataque suicida con bomba en 1994 contra la organización judía AMIA en Buenos Aires, Argentina, que causó la muerte de 85 personas y heridas a varios cientos de personas. Desde 2006, los fiscales argentinos han acusado a Irán y su grupo representante, Hezbolá, de estar detrás del ataque.

Fuente: The Jerusalem Post 
Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil