Conversaciones sobre el vino: La Locura del Bartenura – el surgimiento del vino Moscatel

En la década del 2000, el Moscatel despegó en Israel y particularmente en América, donde el fenómeno se conoció como la locura del Moscatel. ¿Cuál fue la atracción?

La uva moscatel utilizada en el vino Moscatel se cultiva en la hermosa región montañosa de Asti, en Piamonte (Foto: cortesía)

En la década del 2000, el Moscatel despegó en Israel y particularmente en América, donde el fenómeno se conoció como la locura del Moscatel. ¿Cuál fue la atracción? Simplemente era bajo en alcohol, dulce, ligeramente chispeante, con aromas de duraznos y peras, un sabor a uva completo, de una manera ligera y espumosa… y lo más importante, ¡era delicioso! Cada vez más bodegas lo producían, usualmente produciéndolo a partir de la uva Moscatel de Alejandría, que regresó al mismo tiempo que otros vinos dulces o de postre estaban en declive.

Moscatel de Alejandría es una de las variedades más antiguas, autóctonas del sur y el este del Mediterráneo. Sin embargo, el moscatel de mejor calidad, con un aroma más refinado y menos fuerte, es el Moscatel de Frontignan o Muscat Blanc à Petits Grains (Moscatel Blanco con Granos Pequeños). Esto se conocía como Muscat Canelli en Italia, donde el estilo del vino Moscatel tuvo su origen. La Bodega Golan Heights fue la primera bodega en plantar Muscat Canelli en Israel, y su Moscatel producido a fines de la década de 1990 precedió al auge. Incluso antes de eso, se produjo un vino importado de Italia, llamado Bartenura Moscato.

VINO ICÓNICO en su icónica botella azul / Cortesía

El área del mundo donde este estilo de vino llegó a ser más conocido, se encuentra en la región de Asti, Piamonte, en el noreste de Italia. Son famosos por dos vinos en un género similar. Uno está más cerca de un vino espumoso, el otro a un vino de postre. Asti Spumante, o Asti para abreviar, es un vino dulce y espumoso hecho de uvas moscatel, en un mínimo de 9% de alcohol, con un corcho de vino espumoso con bulbo y una tapa protectora de alambre para mantenerla en su lugar. En otras palabras, parece un vino espumoso. Moscato d’Asti es frizzante, lo que significa ligeramente espumoso. Normalmente viene con un corcho regular, es más dulce y se clasifica como vino de postre, pero es bajo en alcohol, generalmente entre 5% y 6%, más cercano al alcohol de una cerveza que al de un vino. Algunos no lo clasifican como un vino, porque el alcohol es demasiado bajo, pero lo hacen en Asti, que es lo suficientemente bueno para mí.

Claudio Manera, director ejecutivo de Araldico y productor de Bartenura / Cortesía

Cuando The Royal Wine Company, el pionero del vino kosher de calidad en todo el mundo, decidió profundizar en los vinos kosher secos, eligió ir a Italia en lugar de Francia, y una de sus primeras marcas internacionales fue Bartenura, llamada así por un rabino italiano del siglo XV. El rabino Ovadia ben Avraham de Bertinoro fue un comentarista de la Mishná, se convirtió en el rabino de Bertinoro, una ciudad en la provincia de Forli y era conocido como «La Bartenura». Hacer un Moscatel era algo obvio. Su dulzura, su bajo contenido de alcohol y su naturaleza fácil de beber seguramente atraerían al consumidor judío, que todavía estaba casado con los vinos dulces.

En 1992, Royal decidió poner su Moscatel en una botella azul. Esto causó todo tipo de problemas para el productor, porque el azul no era un color de botella aprobado por las autoridades en esta región en particular. Sin embargo, la usaron, a pesar de que hubiera sido más fácil conceder. En 1997, otra famosa marca de vinos, Blue Nun, también decidió poner su vino en una botella azul. Hoy, la botella azul se ha convertido en un talismán y se copia en todo el mundo, pero esos dos pioneros se convirtieron en leyendas. El Moscatel Bartenura se convirtió en el vino más vendido en el sector kosher (sin incluir los vinos kiddush como Manischewitz), el Moscatel italiano más vendido en los Estados Unidos y el Moscatel importado más vendido desde cualquier lugar. Blue Nun, entonces en declive en todo el mundo, se convirtió en la marca más vendida en Israel. Moscatel Bartenura es una marca de cinco millones de botellas, y Blue Nun es una marca de dos millones de botellas en Israel. La imitación es la forma más sincera de halago. La idea de usar botellas azules se está extendiendo rápidamente.

El auge de Bartenura y Moscatel despegó. Llegó a mi casa cuando visité un supermercado en California y vi a dos moscatel sentados uno al lado del otro en el estante. Uno era Moscatel Barefoot, propiedad de Gallo, la bodega más grande del mundo, y el otro era Moscatel Bartenura con su icónico atuendo azul. La categoría kosher no se la veía por ninguna parte.

Así que Bartenura dominó el kosher, lo trascendió al ingresar al mercado general y luego lideró la categoría. La razón fue la calidad del producto. Es auténtico, sabe como debería y es una señal de exactamente lo que el Moscatel debería representar. En segundo lugar, el producto fue comercializado brillantemente y posicionado astutamente por la familia Herzog. Finalmente, también hubo mucha suerte. El Moscatel Bartenura aprovechó la cresta de la ola del nuevo interés por este estilo de vino.

Luego, fue adoptado de manera única por raperos famosos y el público joven y moderno del hip hop, quienes le dieron al vino buena publicidad y credibilidad más allá de los límites del restringido mercado kosher. El sabor, el aspecto y la imagen eran exactamente los correctos.

Para la comunidad judía, Bartenura cumple todos los requisitos. Todavía hay muchos que hacen kidush mezclando jugo de uva y vino Kidush. Un Moscatel es una muy buena alternativa para que un vino ritual sea compartido por toda la familia. No satisfará a quienes tradicionalmente prefieren el tinto, pero a todos les gustará, ¡especialmente a la tía abuela que odia el vino! Curiosamente, cuando visité Siena en Toscana recientemente, visité la antigua sinagoga. Allí, en una placa en la pared, se mencionaban varios Moscateles.

Mientras estaba considerando a qué Moscatel se refería esto, me dijeron que el nombre se refería a varios miembros de la familia Moscatel y que era un nombre judío bien conocido, particularmente en la comunidad de Roma. Una coincidencia, pero incluso en nombre, así como en estilo, es la combinación perfecta.

Araldico es una bodega con equipamiento moderno, que también recuerda su legado / Cortesía

Moscatel se puede beber literalmente en cualquier lugar, en cualquier momento. Se puede disfrutar en el desayuno, el brunch o como aperitivo. Es perfecto con comida asiática picante, como vino de postre para acompañar postres ligeros a base de frutas o con quesos. Probablemente esté en su mejor momento como un vino de fiesta informal. Debe servirse helado, incluso ponerlo en el congelador por un corto tiempo – pero no lo olvide allí. Puede servirlo en una copa de flauta o tulipán, o en una copa de vino blanco normal.

Este es un vino que me recuerda que el vino está destinado a ser divertido, informal y exquisito. El hecho de que la intelectualidad del vino frunza el ceño no significa que las personas comunes, que realmente beben vino en lugar de hablar sobre él, tengan prohibido disfrutarlo. En Estados Unidos, se ha puesto de moda beber Moscatel, y Bartenura está en la cima del montón. El siguiente desarrollo es que ahora está disponible en latas, lo que lo hará aún más accesible.

Royal Wine Corp hace vino kosher en todo el mundo. Como regla general, particularmente en Europa y el hemisferio sur, crean sus propias marcas y usan una bodega sustituta para hacer los vinos, pero, como madre sustituta, no siempre se los publicita. A mi me gusta saber quiénes son los socios, ya que aumenta enormemente la credibilidad del producto.

Decidí investigar la bodega que produce los vinos Bartenura en Piamonte, incluido el Moscatel más vendido. Se llama Araldica Castelvero y está situada en Castel Boglione, en la provincia de Asti, en la parte sureste del Piamonte. Piamonte es famoso por su Barolo y Barbaresco, pero Asti es mejor conocido por su Spumante y Barbera.

Araldica es una cooperativa fundada en 1954. Es una de las bodegas más grandes de Piamonte, que produce 15 millones de botellas al año. Producen todo tipo de vinos, pero se especializan en Barbera, Gavi, Asti y Moscatel. Cultivan 900 hectáreas de viñedos que cubren Monferrato, Lange y Roero y tienen 140 productores asociados. Los viñedos son sostenibles, lo cual es un gran logro al incorporar a todos los productores. Araldica produce otros 10 millones de botellas procedentes de fuera de la región: ¡25 millones de botellas y su marca más grande es Bartenura!

A pesar de ser una cooperativa (como lo fue Carmel hasta 2013), también es una especie de asunto familiar. Desde 1991, el director ejecutivo ha sido Claudio Manera, quien solía ser el enólogo. Su padre, Livia Manera, fue director ejecutivo antes que él y su esposa Lella comparte los deberes de vinificación. Elaboran vinos accesibles, a precios razonables y con buena tipicidad. Son consistentes con tecnología de punta, eficientes y profesionales, por eso abastecen a muchas de las principales cadenas de supermercados.

Cuando Royal Wine los seleccionó como socios, fue una buena elección. Además del Moscatel que todo lo conquista, también producen un muy buen kosher Pinot Grigio, Prosseco y Asti bajo la etiqueta Bartenura.

Royal Wine y Araldica comenzaron su cooperación cuando Bartenura era una marca de nicho exclusivamente para el mercado kosher y Moscatel era solo otro estilo de vinos dulces para acompañar a todos los demás.

Su Moscatel Canelli se cultiva en esos hermosos viñedos con pendientes montañosas, y el vino se produce en tanques de acero inoxidable especialmente reforzados y abovedados que mantienen la fragancia y atrapan el gas natural de la fermentación. Royal llevó el vino al mercado y la Locura del Moscatel se convirtió en la Locura del Bartenura.

Hoy, Moscatel Bartenura mira más allá del mercado judío y se ha convertido en un ícono que representa el estilo del Moscatel d’Asti para el mundo.

El escritor ha promovido el vino israelí durante más de 30 años y es conocido como la voz en inglés del vino israelí. www.adammontefiore.com

Fuente: The Jerusalem Post
Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil