Enfermeros palestinos de Cisjordania y Gaza perfeccionan sus habilidades en un hospital israelí

Los profesionales de la salud se capacitan con maniquíes de alta tecnología; enfermero de Nablus dice que la medicina trasciende las divisiones nacionales

Imagen principal de Oren Ziv de Activestills muestra a enfermeros palestinos que participan en una simulación médica en el Centro Médico Sheba el 1 de enero de 2020

Un grupo de enfermeros palestinos de Cisjordania y la Franja de Gaza se colocan rápidamente alrededor de un maniquí de alta tecnología en un hospital del centro de Israel que, para realizar el ejercicio, ha sufrido un paro cardíaco. Uno de ellos colocó cuidadosamente una máscara de oxígeno en el muñeco de cabello rubio de $ 100,000 y otro comenzó a realizar RCP en él, mientras que un tercero colocó un oxímetro de pulso alrededor de su dedo.

Mientras se comunicaban en inglés, los enfermeros continuaron intentando resucitar al maniquí, mientras su instructor israelí los observaba. Minutos después, el «paciente» se despertó de su paro cardíaco y su condición se estabilizó.

‘Los enfermeros participaron en un curso de simulación médica de cuatro días que se ha llevado a cabo para profesionales de la salud palestinos en el Centro Médico Sheba en Ramat Gan varias veces al año durante los últimos diez años.

«He aprendido muchas cosas durante esta experiencia, que llevaré conmigo a mi comunidad», dijo un enfermero de 42 años de la ciudad de Gaza, que enseña enfermería clínica en un hospital en el enclave costero y pidió permanecer en anonimato. «Es importante porque me ha permitido mejorar mis habilidades sin temor a que un paciente real se vea perjudicado».

El curso tuvo lugar de lunes a jueves en el Centro de Simulación Médica de Sheba en Israel e incluyó varios ejercicios con maniquíes relacionados con el manejo del trauma y la reanimación.

El programa también sostuvo sesiones sobre habilidades gerenciales, centrándose en cómo lidiar con situaciones tensas. En una de esas sesiones, por ejemplo, se pidió a los enfermeros que hablaran con un individuo que actuaba como familiar de un paciente y estaba frustrado por el tratamiento que recibió su familiar.

Amitai Ziv, fundador y director del Centro de Simulación Médica, dijo que los cursos en las instalaciones tienen como objetivo permitir que los profesionales de la salud aprendan en un ambiente seguro.

«El mensaje de estos programas es dejarnos errar y reflexionar sobre nuestros errores en un ambiente seguro», dijo durante una entrevista Ziv, que era piloto de la Fuerza Aérea de Israel, argumentando que tales experiencias hacen que los profesionales de la salud sean más competentes en sus trabajos.

La tercera causa más común de muerte en todo el mundo son los errores médicos: las estimaciones muestran que entre 250,000 y 400,000 personas mueren anualmente en los hospitales estadounidenses debido a esto, dijo.

Amitai Ziv, fundador y director del Centro de Simulación Médica de Israel. (Captura de pantalla: MSR Israel Center for Medical Simulation)

El curso de esta semana reunió a un total de 16 enfermeros palestinos, 11 de Cisjordania y cinco de la Franja de Gaza. Fue la primera vez que el Centro de Simulación Médica acogió a profesionales de la salud de Cisjordania y Gaza al mismo tiempo.

Solo una de los enfermeros era mujer. En cursos anteriores, varias mujeres profesionales de la salud han asistido, pero a seis enfermeras que querían venir esta semana les negaron los permisos, dijo Ziv.

Physicians for Human Rights (Médicos por los Derechos Humanos) de Israel cubrió los costos del programa, así como los gastos de los asistentes, incluyendo habitaciones de hotel, transporte y comidas. Ran Goldstein, el director ejecutivo de la organización, dijo que el costo total fue de aproximadamente NIS 90,000 ($26,000).

Ziv dijo que si bien los cursos para profesionales de la salud palestinos buscan mejorarlos en sus trabajos, también apuntan a construir un puente entre israelíes y palestinos.

«Dado que israelíes y palestinos a menudo se encuentran en el frente de muertes y batallas, creemos firmemente que es importante que se reúnan en el frente de la salud y la educación», dijo, y agregó que sostiene que «las relaciones profesionales entre los seres humanos pueden generar confianza y amabilidad.»

Desde 2009, aproximadamente 150 profesionales de la salud palestinos, incluidos médicos, enfermeras y paramédicos, han completado cursos en el Centro de Simulación Médica, dijo Ran Yaron, portavoz de Médicos por los Derechos Humanos de Israel.

Una mujer palestina de la Franja de Gaza herida durante un ataque aéreo israelí en Gaza recibe tratamiento en el hospital Saint Joseph en Jerusalén oriental el 30 de julio de 2014. (Sliman Khader / FLASH90)

Farid, un enfermero de Naplusa de 42 años, dijo que la medicina es un campo que trasciende las divisiones políticas y nacionales.

«No importa quién es usted: israelí o palestino, judío o musulmán, local o extranjero», dijo. “En salud, vemos y tratamos a todos como seres humanos. Tomamos este enfoque en nuestras interacciones con personas enfermas y con nuestros colegas aquí y en otros lugares”.

Farid también recordó que personalmente había brindado primeros auxilios a los israelíes involucrados en un accidente automovilístico cerca de Ramala en Cisjordania hace dos años.

“Vi que dos vehículos habían chocado. Me detuve al costado del camino y los ayudé”, dijo. “Cuando hice eso, la identidad de las personas lesionadas no tenía ninguna importancia. Todo lo que vi eran personas que necesitaban ayuda”.

Goldstein, quien se ha desempeñado como director de Médicos para los Derechos Humanos de Israel durante los últimos cinco años, dijo que el objetivo principal de los cursos para los profesionales de la salud palestinos en Sheba es ayudar a que el sector de la salud palestino sea más autosuficiente.

«La brecha entre los sectores de salud en Israel y los territorios palestinos es enorme», dijo. «Así que estamos haciendo todo lo posible para hacerlo aminorarla porque creemos que los sistemas de salud en Cisjordania y Gaza, en última instancia, deberían ser independientes».

La Autoridad Palestina cubre anualmente el costo de la mayoría o la totalidad de los gastos médicos de decenas de miles de palestinos que reciben tratamiento en el extranjero, incluso en Israel, dijo un funcionario del Ministerio de Salud de la Autoridad Palestina que pidió no ser identificado.

A pesar de que la Autoridad Palestina anunció a principios de 2019 que ya no remitiría pacientes a los hospitales israelíes, un número significativo continúa recibiendo tratamiento en ellos, dijo el funcionario, que declinó dar más detalles.

Sin embargo, el número de palestinos que reciben atención en Sheba ha disminuido drásticamente, informó un funcionario del centro médico que pidió permanecer en el anonimato. Históricamente, Sheba ha brindado tratamiento a un promedio de 15,000 palestinos cada año, dijo el funcionario.

Si bien el programa en Sheba comenzó el lunes, los cinco enfermeros palestinos de Gaza llegaron el martes porque recién se les notificó el lunes por la noche que habían recibido permisos para asistir.

Una fuente con conocimiento del asunto que habló bajo condición de anonimato dijo que Ziv, el director del Centro de Simulación Médica, envió una carta de fecha 4 de diciembre al Coordinador de Actividades Gubernamentales en los Territorios (COGAT por sus siglas en inglés), la rama del Ministerio de Defensa responsable del contacto con los palestinos, pidiéndole que otorgue permiso a los enfermeros para ingresar a Israel. The Times of Israel vio una copia de la carta.

Ilustrativo: un empleado del ministerio de salud dirigido por Hamas en Gaza en el hospital Beit Hanun en el norte de la Franja de Gaza, después de que detuvo sus servicios el 29 de enero de 2018, cuando se quedó sin combustible. (Jamones Mahmud / AFP)

COGAT dijo en un comunicado que recibió una solicitud de permisos de la Comisión de Asuntos Civiles de la AP el 25 de diciembre y que los había procesado en seis días. Cuando se le preguntó explícitamente sobre la carta fechada el 4 de diciembre, el organismo del Ministerio de Defensa dijo que una persona los contactó a principios de diciembre y que le habían dicho que COGAT solo se ocupa de las solicitudes de permisos de la Comisión de Asuntos Civiles de la Autoridad Palestina.

Sin embargo, la fuente con conocimiento del asunto dijo que COGAT emitió los permisos para los enfermeros y los ha otorgado a otros profesionales de la salud palestinos para participar en cursos anteriores en el Centro de Simulación Médica, sin solicitudes de la Autoridad Palestina. La fuente agregó que los funcionarios de la Autoridad Palestina no han cooperado en la solicitud de permisos a sus contrapartes israelíes para que los profesionales de la salud participen en los programas.

Un portavoz de las Comisiones de Asuntos Civiles de la Autoridad Palestina dijo que estaba investigando el asunto.

De regreso en Sheba, cuando el sol comenzó a ponerse a última hora de la tarde, los enfermeros vieron un cortometraje y luego se prepararon para regresar a su hotel.

Ayman, un enfermero de Belén de 43 años, dijo que esperaba poder regresar al Centro de Simulación Médica en el futuro.

«Esta es la primera vez que hago un entrenamiento en Israel y ha sido muy beneficioso», dijo. «Así que deseo que no sea el último».

Fuente: The Times of Israel 
Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil