Descubren en Israel un tesoro de monedas antiguas

En la casa del ladrón de antigüedades, que vive en la localidad de Kafr Kana, se encontraron 232 monedas antiguas del periodo persa hasta el otomano.

Las 232 monedas antiguas, robadas de diversos yacimientos de antigüedades del norte de Israel, se encontraron la pasada semana en la casa de un habitante de la localidad árabe de Kafr Kana, en la Galilea, en una operación que llevaron a cabo inspectores de la Unidad para la Prevención de Robos de Antigüedades (de la Dirección de Antigüedades de Israel) y policías de la Comisaría de Kafr Kana. El sospechoso fue arrestado y en los próximos días se enviará su expediente a las autoridades correspondientes a fin de que éstas presenten una acusación formal.

El ladrón de antigüedades de Kafr Kana es “reincidente”, pues dos veces anteriormente había sido descubierto “con las manos en la masa” cuando cavaba la tierra en busca de antigüedades, sin estar autorizado a ello y con la ayuda de detectores de metales. En los casos anteriores fue juzgado y el tribunal lo declaró culpable. Entre las numerosas monedas que se encontraron en la casa del sospechoso se identificaron unidades de diversos periodos: desde la persa –en el siglo V antes de nuestra era– hasta el otomano –hace unos 500 años–, pasando por el helenista, el romano y el bizantino.

Hay un fenómeno creciente de ciudadanos que adquieren detectores de metales y se dedican a buscar antigüedades. (Autoridad de Antigüedades de Israel)

El inspector de la Unidad para la Prevención de Robos de la Dirección de Antigüedades de Israel, Nir Distelfeld, expresó: “Es importante que todos sepan que quienes excaven en un yacimiento antiguo o descubran antigüedades, aunque sea en un terreno privado, está obligada a informar de inmediato a la Dirección de Antigüedades. Es indignante que haya personas que sólo por dinero destruyen y causan daños a antigüedades, e impiden que el público en general disfrute de un legado que nos pertenece a todos”.

Se recuperaron 232 monedas antiguas (Autoridad de Antigüedades de Israel)

El subdirector de la Unidad para la Prevención de Robos de la Dirección de Antigüedades, el doctor Eitan Klein, agregó: «Las monedas antiguas tienen una importancia científica especial, porque nos permiten datar objetos de manera óptima y precisa en su contexto arqueológico. Lamentablemente, somos testigos de un fenómeno creciente de ciudadanos que adquieren detectores de metales y se dedican a buscar, sin autorización, monedas en yacimientos antiguos, ‘arrancan’ las monedas del contexto arqueológico en el que se encuentran, y de ese modo ‘hieren de muerte’ su valor científico. Una moneda robada de un yacimiento antiguo constituye una información importante que faltará en su momento, cuando los expertos quieran llevar a cabo excavaciones arqueológicas en el lugar. Faltará en el rompecabezas histórico de la tierra de Israel”.

Otras fuentes de la Dirección de Antigüedades precisaron que “inspectores de la Unidad para la Prevención de Robos de Antigüedades trabajan día y noche para frustrar el fenómeno ilegal de búsqueda de antigüedades, con la ayuda de detectores de metales. Instamos a los tribunales a castigar con severidad a quienes cometen esos delitos, como elemento disuasorio contra los ladrones que roban los tesoros históricos de Israel. De esa manera se puede evitar el daño que se causa a los yacimientos antiguos de Israel. Es un legado y un patrimonio que pertenece a todos, tanto en Israel como en el resto del mundo”.

Fuente: Ynet Español