Rivlin y líderes mundiales prometen mantenerse unidos contra el racismo y el antisemitismo

El rey de España, Felipe VI, subió al podio en nombre de los invitados reunidos en la residencia de Rivlin, comenzó su discurso citando al pensador judío del siglo XII Moisés Maimónides.

El presidente Reuven Rivlin [C] y líderes mundiales en una foto grupal tomada en Jerusalén el 22 de enero de 2020 (Foto: captura de pantalla)

El presidente Reuven Rivlin invitó a los líderes mundiales reunidos en Jerusalén el miércoles para enviar un mensaje de que están unidos contra el racismo, el antisemitismo y el extremismo.

Hablando en un banquete de gala organizado en la Residencia del Presidente para las docenas de jefes de estado que están aquí para conmemorar el 75 aniversario de la liberación de Auschwitz, Rivlin dijo que la investigación histórica debería estar libre de política.

«La investigación histórica debería dejarse a los historiadores», dijo. «El papel de los líderes políticos es dar forma al futuro… espero y rezo para que desde esta sala, el mensaje salga a todos los países de la tierra, que los líderes del mundo se unan en la lucha contra el racismo, el antisemitismo y el extremismo».

Rivlin calificó la reunión como histórica no solo para Israel y el pueblo judío sino para toda la humanidad. Encarna el compromiso de todos los que asisten a transmitir la conciencia de lo que sucedió durante el Holocausto a las próximas generaciones, dijo.

El presidente pasó gran parte del martes y miércoles hablando individualmente con un flujo constante de líderes. Hizo hincapié en que los ataques contra Israel son una forma de antisemitismo contemporáneo, y agregó que no se puede profesar amar a los judíos y atacar a Israel, que es la patria judía, o amar a Israel y odiar a los judíos.

Rivlin advirtió que el antisemitismo y todas las formas de racismo y xenofobia constituyen un ataque contra la democracia.

Anteriormente tuvo una serie de reuniones personales con líderes mundiales que acudieron al funeral del ex primer ministro Shimon Peres en septiembre de 2016. Pero no todos se habían sentado juntos a compartir con él en una mesa.

El rey Felipe de España subió al podio en nombre de los invitados reunidos en la residencia de Rivlin, y comenzó su discurso citando al filósofo judío del siglo XII y erudito de la Torá Moisés Maimónides, conocido como el Rambam.

«Maimónides, nacido en Sfarad [España], en la ciudad de Córdoba, escribió todos los males originados por la ignorancia», dijo Felipe, y agregó que no hay mayor ignorancia que no saber la simple verdad de que todos los hombres y mujeres son creados iguales.

El rey dijo que el ejemplo establecido por los sobrevivientes del Holocausto ha estado iluminando a la humanidad durante décadas, pero que el recuerdo en sí mismo no es suficiente.

«Todos sabemos que la barbarie crece donde menos se espera», dijo. «No podemos mirar hacia otro lado».

Felipe denunció el aumento de los ataques contra judíos en todo el mundo.

«Siempre tendremos que perseverar para que las palabras «nunca más»,»leolam lo od«, se mantengan verdaderas», dijo.

El presidente de la Fundación del Foro Mundial del Holocausto, Moshe Kantor, también habló en el evento.

El sobreviviente del Holocausto y el presidente del Consejo Yad Vashem, el rabino Israel Meir Lau y el historiador Prof. Yehuda Bauer, quien fue uno de los oradores durante la cena, llegaron antes del comienzo de la recepción VIP y esperaron en la segunda sala de recepción con los medios y el personal, en su mayoría personal del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Fuente: The Jerusalem Post
Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil