Régimen de Irán arresta a famosa conversa cristiana en Teherán

«La joven de 21 años, que después de su conversión prefiere ser conocida como María, fue arrestada el domingo cerca de la plaza Azadi».

Iraníes gritan consignas durante una protesta contra la decisión del presidente Donald Trump de abandonar un acuerdo nuclear de 2015, en Teherán, Irán, 11 de mayo de 2018. (Foto: REUTERS / TASNIM NEWS AGENCY)

Autoridades iraníes arrestaron la semana pasada a Fatemeh Mohammadi, una mujer que se convirtió al cristianismo, y fue transportada a un lugar secreto.

La agencia de noticias en idioma persa HRANA fue la primera en informar sobre el arresto de Mohammadi.

Según el sitio web Article 18, que busca promover la libertad religiosa, «la joven de 21 años, que después de su conversión prefiere ser conocida como María, fue arrestada el domingo cerca de la Plaza Azadi, donde se produjeron protestas tras la admisión de culpa del gobierno iraní del derribo de un avión de pasajeros ucraniano».

Según Article 18: “Según informes, varios manifestantes fueron arrestados el domingo por la noche, ya que las protestas tuvieron lugar en varias ciudades iraníes, aunque todavía no está claro si María participó en alguna manifestación. Desde entonces no ha habido noticias sobre la seguridad o el paradero de María y se dice que su familia está muy preocupada por ella».

En una serie de tuits publicados el día de su arresto, María escribió que el pueblo iraní se enfrentaba a una «represión suave» a través de solo recibir noticias que el régimen quería que leyeran. Ella usó hashtags de Twitter que significan «presionados» y «la supresión es la norma».

Article 18 señaló que María escribió que confrontar la «represión suave» es aún más difícil que abordar la «represión dura» de los toletes y los gases lacrimógenos, y dijo que el régimen iraní está «institucionalizando creencias falsas a través de la cobertura selectiva de las noticias» y «mentiras que son más grandes y más repetitivas las hacen más creíbles».

Article 18 escribió: «María es un raro ejemplo de una activista cristiana que todavía vive en Irán y ya ha pasado seis meses en prisión como resultado de su actividad cristiana, que se fue catalogada como ‘acción contra la seguridad nacional’ y ‘propaganda contra el sistema .»

Las autoridades iraníes acusaron a María el año pasado por no usar adecuadamente su hijab. Los cargos finalmente fueron retirados. Inicialmente había presentado una queja ante la policía sobre un asalto, y las autoridades respondieron acusándola de una presunta violación del código de vestimenta de Irán para mujeres.

La organización de libertad religiosa dijo: “María está activa en las redes sociales y solo un día antes de ser expulsada de la universidad tuiteó sobre los casos de 10 compañeros cristianos convertidos que actualmente están en prisión en Irán como resultado de sus actividades religiosas pacíficas.

«María ha tuiteado sobre la ‘sentencia de nueve conversos en Rasht a cinco años de prisión y la sentencia de un año dada a una mujer de 61 años convertida en Karaj, la ciudad hermana de la ciudad natal de María, Teherán'» informó el Article 18.

«La Navidad se acerca rápidamente y funcionarios de seguridad están al acecho de los cristianos», escribió María en persa en un tweet vinculado a un video grabado por Rokhsareh Ghanbari, de 61 años, grabado antes de asumir su sentencia de prisión.

Fuente: The Jerusalem Post
Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil