Equipo israelí desarrolla ‘medicamento contra la diabetes’

463 millones de personas han sido diagnosticadas con diabetes en todo el mundo y hasta el 95% de estas personas tiene el Tipo 2.

Prueba de glucosa en sangre para verificar los niveles de azúcar en un paciente con diabetes tipo 2 (Foto: DARRYL LEJA / NIH / FLICKR)

Un nuevo medicamento que se está desarrollando en Israel podría ser la respuesta para tratar la causa principal de la diabetes tipo 2, la resistencia a la insulina.

Según el cofundador y director de seguridad de Concenter BioPharma, el Prof. Mottie (Mordechai) Chevion, «la propiedad inigualable» del medicamento, llamado Zygosid-50 «es que cancela la resistencia a la insulina.

«Es un medicamento contra la diabetes», dijo a The Jerusalem Post durante una entrevista esta semana.

Explicó que la causa de la diabetes tipo 2 no se comprende completamente, y agregó que hay varios factores como la obesidad, el estilo de vida, el consumo de alimentos poco saludables y el envejecimiento que han llevado a un aumento de los incidentes de diabetes tipo 2.

«También hay un vínculo con el origen étnico,  la historia familiar y las disposiciones de múltiples genes», dijo. «Es una combinación de factores genéticos y desencadenantes ambientales, aunque existen diferencias entre las diferentes regiones [en todo el mundo]».

Chevion dijo que según las estadísticas más recientes de diciembre de 2019, hay alrededor de 463 millones de personas en todo el mundo que han sido diagnosticadas con diabetes.

«De ese número, hasta el 95% tiene Tipo 2», dijo. “Para 2045, tendremos un aumento del 51% en la diabetes, lo que significa que se habrán diagnosticado 700 millones.

Lo más preocupante, dijo Chevion, es que en el Medio Oriente y África del Norte hay alrededor de 55 millones de personas que tienen diabetes y esto aumentará a 108 millones para 2045.

«Este es un aumento del 96%», enfatizó. «Hay 31 millones de personas en los Estados Unidos con diabetes, pero más de 90 millones de personas pre-diabéticas».

Dijo que es «devastador y alarmante que no haya cura y que, en general, la diabetes empeora con la edad. Todos estos números son de personas ya diabéticas, y por cada persona que la ha contraído, hay dos o tres personas pre-diabéticas».

Esto significa que «uno de cada tres o cuatro en la población en general son pre-diabéticos, enfatizando que un tercio o incluso la mitad de ellos podrían volverse diabéticos en los próximos cinco a 10 años».

El costo económico del tratamiento de la diabetes, dijo, que incluye tratamiento, estadías en el hospital, amputaciones y faltas al trabajo, es de más de $ 850 mil millones al año.

«Con Zygosid-50, estamos proponiendo el uso del nuevo medicamento y lo estamos convirtiendo en una píldora oral, como medicamento de monoterapia, para tratar a los diabéticos y prevenir en pacientes pre-diabéticos», dijo Chevion. «Durante muchos años, las personas no reconocieron que la causa raíz de la diabetes es la resistencia a la insulina – esto se ha convertido en un hecho muy claro».

La diabetes hace que los niveles de glucosa en la sangre, también llamados azúcar en la sangre, sean demasiado altos. La glucosa en sangre es la principal fuente de energía de una persona y proviene de los alimentos.

La insulina, una hormona producida por el páncreas, ayuda a que la glucosa de los alimentos ingrese a las células para ser utilizada como energía.

«Esto significa que para el mismo nivel de insulina que se produce, no hay suficiente infiltración de glucosa en los músculos… la insulina es lo que facilita la infiltración de glucosa en sus principales clientes, que son los músculos», explicó Chevion. «[La diabetes sucede cuando] la insulina no puede soportar la infiltración de glucosa en los músculos».

Destacó que la diabetes es multi-orgánica.

Cuando se le preguntó cómo funciona el Zygosid-50, dijo que «reduce casi por completo la resistencia a la insulina y normaliza todos los parámetros asociados con la diabetes al rango normal.

«Si cuidas la resistencia a la insulina, cuidas los síntomas», dijo.

Hizo hincapié en que no han encontrado ningún efecto secundario adverso durante sus pruebas.

«Lo que encontramos sobre el Zygosid-50 nos permite participar en ensayos clínicos», dijo, y explicó que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés) de EE.UU. ha aprobado ensayos clínicos, después de estudios complementarios de TOX, basados ​​en evidencia de pruebas anteriores en modelos animales para la Diabetes Tipo 2.

«Se demostró que era «seguro»», dijo Chevion al Post. «Descubrimos que restaura la sensibilidad normal a la insulina, restaura los niveles de glucosa en la sangre, también normaliza la prueba de tolerancia a la glucosa», que mide la respuesta del cuerpo al azúcar, «y suprime la inflamación sistémica, que es un componente de la diabetes».

Chevion agregó que a nivel molecular, «el Zygosid-50… obliga a que suceda un intercambio intracelular», donde elimina lo que se llama «hierro libre» en las células y lo reemplaza con zinc.

«Captura el hierro «libre» en la célula y libera la misma cantidad de zinc en la célula – las alimenta con zinc», dijo, y agregó que a menudo se ha encontrado una deficiencia de zinc en quienes padecen diabetes.

Dejó en claro que el zinc es necesario para ciertas vías en los procesos relacionados con la diabetes en el cuerpo.

Chevion descubrió que el Zygosid-50 es eficaz en la lucha contra la inflamación tópica en la piel y que, incluso con el uso continuo, no hubo efectos secundarios negativos.

Cuando se le preguntó sobre BioPharma, Chevion dijo que se creó en 2019 como una subsidiaria de Silkim Pharma, que es una compañía tenedora de las propiedades intelectuales de las patentes de los inventores.

En diciembre, Chevion ganó el primer lugar en el 17° Congreso Mundial Anual sobre Resistencia a la Insulina, Diabetes y Enfermedades Cardiovasculares por su trabajo sobre el Zygosid-50.

Cuando se le preguntó qué le depara el 2020, dijo que están ocupados recaudando $ 5 millones de dólares para hacer un estudio TOX adicional y continuar con ensayos clínicos en personas.

«Esperamos alcanzar esta meta pronto», dijo Chevion. “Una vez que la obtengamos, podemos comenzar las pruebas en cuestión de semanas.

«Estamos listos», concluyó, y agregó que planean hacer los estudios clínicos (Fases I y II A) en dos hospitales en Israel, y luego presentar una solicitud de nuevo medicamento en investigación a la FDA para estudios adicionales.

Fuente: The Jerusalem Post
Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil