Israel aprueba «lo único que puede salvar vidas de pacientes con cáncer de pulmón»

El Ministerio de Salud llevará a cabo un programa piloto de detección de cáncer de pulmón probado internacionalmente para detectar hasta el 80% de los tumores en su etapa más temprana.

Un médico inspecciona una radiografía, ilustrativa (Foto: PIKREPO)

El Ministerio de Salud aprobó un programa piloto de tres años para la detección temprana del cáncer de pulmón que podría aumentar sustancialmente el número de pacientes curados de la mortal enfermedad, según la profesora Dorith Shaham, directora del Centro de Imágenes Torácicas del Centro Médico de la Universidad Hadassah.

Millones de shekels se invertirán en un programa que debería confirmar el valor de las pruebas de tomografía computarizada (TC) en dosis bajas en israelíes con alto riesgo de desarrollar cáncer de pulmón, dijo.

Prof. Dorit Shaham (Foto: Avi Hayun)

Alrededor de 2.500 personas son diagnosticadas con cáncer de pulmón en Israel cada año, y unas 1.800 personas mueren a causa de la enfermedad. El cáncer de pulmón es la causa número 1 de muerte por cáncer, porque en más de dos tercios de los casos (70%), se detecta solo en una etapa metastásica tardía.

Antes de llegar a la etapa más avanzada del cáncer, la etapa 4, el cáncer de pulmón se considera un tumor silencioso que no expresa síntomas, lo que le permite crecer y propagarse sin interrupción, dijo Shaham.

«Si 1.800 personas mueren cada año de cáncer de pulmón, incluso si salvamos a 200 o 300 personas por año, es bastante», dijo.

Shaham espera que el examen de TC pueda salvar incluso más personas que eso.

Los estudios del Programa Internacional de Acción contra el Cáncer de Pulmón Temprano (I-ELCAP, por sus siglas en inglés) descubrieron que los cánceres diagnosticados durante el examen eran típicamente pequeños, y que la tasa de curación estimada de los pacientes cuyo cáncer de pulmón se diagnosticó de esta manera fue de hasta un 80%, dijo.

Además, el gran ensayo aleatorizado, basado en la población de NELSON mostró que la tomografía computarizada disminuyó la mortalidad en un 26% en hombres de alto riesgo y hasta un 61% en mujeres de alto riesgo durante un período de 10 años.

«Hoy, en Israel, hay dos medios disponibles para la detección temprana del cáncer de pulmón», dijo Shaham a The Jerusalem Post. “La primera es por accidente, porque se realizó una tomografía computarizada por otro motivo, por ejemplo, debido a un accidente automovilístico o tos. La segunda opción es una tomografía computarizada destinada a la detección temprana del cáncer de pulmón».

Pero, dijo, hasta ahora, este examen no era frecuente debido a la falta de conciencia, así como al alto costo de pagar la prueba de forma privada.

Shaham comparó la tomografía computarizada de baja intensidad con una mamografía para el cáncer de seno. El examen no requiere preparación especial por parte del paciente o supervisión posterior. Después de que se realiza la imagen del tórax, un radiólogo interpreta el examen.

En el proceso de interpretación, el radiólogo busca diferentes tipos de nódulos (sólidos, parcialmente sólidos y no sólidos) y su tamaño debido a sus diferentes hallazgos patológicos y tasas de supervivencia.

Utilizando lo que se conoce como Lung-RADS, una herramienta de garantía de calidad diseñada para estandarizar el examen del cáncer de pulmón, los informes de CT y las recomendaciones de administración, los médicos pueden determinar los próximos pasos en el monitoreo, las pruebas, la cirugía u otros tratamientos.

«Queremos diagnosticar el cáncer de pulmón lo antes posible mientras hacemos la menor cantidad posible de intervenciones innecesarias», dijo Shaham.

En solo 1% a 1.5% de los casos, el paciente es diagnosticado con células cancerosas malignas. Es decir, la gran mayoría de los nódulos son benignos. Pero para aquellos que si tienen cáncer, cuanto antes se diagnostique el tumor canceroso, mayores serán las posibilidades de curarlo.

Se recomienda una tomografía computarizada para la detección temprana del cáncer de pulmón para las personas de 55 a 75 años que fumaron una cajetilla al día durante 30 años o dos cajetillas al día durante 15 años. Esta recomendación incluso se aplica a aquellos que fumaron esta cantidad en el pasado y dejaron de fumar en los últimos 15 años.

Shaham dijo que el programa no incluirá a toda la población objetivo descrita anteriormente, solo un segmento de la misma, lo que ayudará a los profesionales de la salud a determinar que el examen tiene un efecto igualmente positivo en Israel como lo hace en países más grandes como Estados Unidos o Europa occidental. Aunque el cáncer de pulmón se encuentra entre los asesinos más grandes de Israel, su prevalencia sigue siendo aproximadamente un tercio de la de EE. UU. o Europa occidental, dijo.

El grado de riesgo que una persona toma al someterse a una tomografía computarizada de baja intensidad es el mismo que el riesgo que toma una persona que fume un cigarrillo al día, dijo Shaham.

«Asi que la exposición a la radiación, para una persona que fuma una cajetilla al día, es probablemente la última de sus preocupaciones», dijo.

Shaham ha sido parte de un equipo internacional que estudia la detección temprana del cáncer de pulmón desde 1996. Ella dijo que las tomografías computarizadas de detección temprana comenzaron a estar cubiertas por seguros privados en los EE.UU. en 2014 y por Medicare y Medicaid en 2015.

«La tecnología avanza muy rápido», dijo Shaham. “Queremos capturar a tantas personas en riesgo como sea posible y hacer el mayor bien posible. Esto es lo único que realmente puede salvar la vida de los pacientes con cáncer de pulmón».

Fuente: The Jerusalem Post
Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil