La aplicación de la innovación MayMaan podría marcar una gran diferencia

Imagine liberar ilimitada energía limpia y renovable.

Yehuda Shmueli y sus hijos, Eitan y Doron con el prototipo del automóvil (foto: Daniel Godoy)

La búsqueda de una fuente de combustible alternativa práctica para la gasolina y el diésel se ha considerado durante mucho tiempo el Santo Grial de la industria energética. MayMaan Research LLC, que recibió el Premio de Tecnología Innovadora del Jerusalem Post de este año, ha captado la imaginación de los expertos en energía de todo el mundo con una nueva solución para este antiguo problema.

MayMaan Research ha desarrollado un sistema que opera un motor de pistón tradicional con una combinación de 70% de agua y 30% de etanol (o cualquier otro alcohol), no requiere gasolina ni diésel. Este sistema revolucionario puede aplicarse, dicen sus fundadores, con modificaciones simples pero sofisticadas de los diseños de motores existentes, todo mientras reduce los costos de combustible en un 50%, produce muchas menos emisiones que la gasolina o el diésel, y es hasta un 60% más eficiente que la gasolina. MayMaan ha construido cuatro prototipos operativos hasta la fecha, que incluyen un automóvil, un generador y varios motores.

El sistema MayMaan requiere solo alcohol y agua, donde el sistema mismo produce hidrógeno y otros componentes como resultado del funcionamiento del motor, y de su propia potencia en un sistema cerrado. La mezcla de agua se convierte en un combustible de combustión limpia, que alimenta el motor y produce una rotación muy alta, lo que permite un rendimiento eficiente y potente. El sistema MayMaan ofrece beneficios adicionales, que incluyen una vida útil más larga del motor debido a temperaturas más bajas y combustión limpia, peso reducido del motor y la eliminación de la necesidad de un sistema de enfriamiento del motor. La tecnología de MayMaan está completamente desarrollada y su propiedad intelectual está protegida con numerosas patentes.

MayMaan comenzó como una operación familiar, encabezada por Yehuda Shmueli, junto con sus hijos Eitan y Doron. Juntos, han reunido un impresionante equipo de administración ejecutiva, que incluye a Joe Nakash, un destacado empresario y fundador de un conglomerado multinacional que administra aerolíneas, hoteles y bienes raíces; Yedidya Ya’ari, presidente de la compañía y ex presidente y director ejecutivo de la Autoridad de Desarrollo de Armamento de Israel, Rafael Armament; Malcolm Hoenlein, director ejecutivo y vicepresidente ejecutivo de la Conferencia de Presidentes; y otras personas distinguidas, como Rafael y Avi Nakash. La innovadora tecnología de MayMaan planea revolucionar el mundo de la generación de energía y el transporte, desde automóviles de pasajeros, camiones, locomotoras hasta barcos.

La misión final de MayMaan, dice Eitan Shmueli, presidente de la compañía, es mejorar la calidad del aire que respiramos.
“Tanto si eres rico como pobre, en cualquier parte del mundo, todos respiramos el mismo aire. Cada año, más de siete millones de personas en todo el mundo mueren a causa de enfermedades relacionadas con las emisiones (fuente: Organización Mundial de la Salud). Si podemos hacer una pequeña diferencia en el control de emisiones, estaremos extremadamente contentos”.
Shmueli agrega que un mundo menos dependiente de la energía también puede conducir a un menor costo de vida.

“Hoy en día, hay un organismo en el mundo que controla los precios del petróleo y puede cambiar las economías: la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo). Si uno pudiera conducir un automóvil por la mitad del costo debido al menor costo del combustible, o tener electricidad en Nigeria por la mitad del costo, marcaría una gran diferencia, especialmente en los países en desarrollo”.

Shmueli dice que la primera aplicación práctica de la tecnología MayMaan será en el área de reemplazo de motores diésel en generadores.

«El mundo se ha dado cuenta de que el motor a diésel es un motor muy contaminante y tóxico que produce humos tóxicos», explica Shmueli.

“Algunos países no permiten que motores a diésel funcionen en absoluto.

En India, por ejemplo, el gobierno está trabajando muy duro para reducir el uso de diésel tanto en el transporte público como privado”.

Además, los alcaldes de París, Ciudad de México, Madrid y Atenas dicen que prohibirán la operación de todos los automóviles y camiones a diésel en sus ciudades a mediados de la próxima década. Shmueli agrega que la contaminación producida por grandes buques de carga que funcionan con combustible a diésel es aún más severa.

Además de los peligros para el medio ambiente causado por los motores y generadores a diésel, Shmueli señala que el diésel no se produce en la mayoría de los países y debe importarse, mientras que los dos ingredientes de la solución MayMaan, agua y etanol, se pueden obtener en casi cualquier lugar. El etanol se puede producir a partir del azúcar o el maíz, y el metanol se puede obtener de la madera, el gas natural o incluso la basura.

A pesar de la contaminación que causan los motores y generadores a diésel, todavía se usan mucho, especialmente en países del tercer mundo, dice Shmueli.

«Los grandes generadores de diésel están en todas partes», señala, «y el diésel también se usa en la mayoría de los equipos agrícolas».

Los generadores de MayMaan funcionan con un motor personalizado especialmente diseñado, y se anticipa que estarán en producción dentro del próximo año. Los generadores se venderán como un generador de energía principal para empresas medianas y como un generador para ubicaciones remotas en todo el mundo, para ayudar a complementar la producción eléctrica.

Doron Shmueli, vicepresidente senior de Maymaan, dice que uno de los principales mercados objetivo para el generador será países en desarrollo como Nigeria, donde el 80% de la energía eléctrica del país es producida por generadores a diésel, y Brasil, que tiene la mayor flota de camiones a diésel en el mundo.

MayMaan también está en conversaciones con organizaciones en China e India. El sistema de MayMaan es extremadamente flexible y puede funcionar igualmente bien con trenes de transmisión de motores estándar, motores híbridos y motores eléctricos.

La tecnología de MayMaan es «verde» y ecológica.

A diferencia de los motores a diésel y de gasolina, la tecnología de MayMaan elimina la emisión de prácticamente todos los óxidos de azufre y óxidos de nitrógeno. Doron explica que uno de los principales desafíos del avance de los combustibles alternativos es el alto costo de la modificación de la infraestructura necesaria para la implementación. Por el contrario, el sistema de MayMaan utiliza el probado y popular motor de combustión interna, y el combustible líquido puede transportarse y bombearse como los combustibles tradicionales. Lo mejor de todo es que su funcionamiento cuesta mucho menos que cualquier otra solución energética, incluidos los combustibles fósiles.

El nombre MayMaan, explica Eitan, proviene de la palabra hebrea para hidrógeno, uno de los componentes principales del combustible. También atribuye un segundo significado a su hermano Doron, más religioso y observador, quien sugiere que el nombre es una combinación de la palabra hebrea para agua y el maná bíblico, que los judíos comieron mientras deambulaban por el desierto antes de llegar a la Tierra de Israel. En ese sentido, explica, MayMaan es como el agua del maná bíblico.

Yehuda Shmueli y sus hijos piensan que el cambio es solo cuestión de tiempo.
MayMaan está buscando socios adicionales para ayudar a llevar a cabo su visión de cambiar el mundo.

 

Fuente: The Jerusalem Post
Traducido: Consulado General H. de Israel en Guayaquil