Refugio de Jerusalén para aves migratorias celebra su 25 aniversario

El Observatorio de Aves Nili y David de Jerusalén ofrece un hábitat acogedor para una amplia gama de especies nativas y migratorias.

Pájaro 311 (Foto: Gal Shon)

Un rincón del parque urbano ubicado entre el parlamento y la Corte Suprema de Israel parece un lugar poco probable para la observación de aves, sin embargo, esta es la ubicación del Observatorio de Aves Nili y David de Jerusalem (JBO por sus siglas en inglés), que celebra su 25 aniversario este año.

«En la primavera, tendremos un gran evento para conmemorar el final del año del aniversario y la publicación de un libro por nuestro personal sobre los últimos 25 años y las 300 especies de aves que se han visto en el área de Jerusalén» dice la directora de JBO, Alen Kacal.

Un proyecto de la Sociedad para la Protección de la Naturaleza en Israel (SPNI por sus siglas en inglés), el JBO es el hogar de entre 20 y 40 especies de aves en cualquier momento, incluidas las aves solares de Palestina, los bulbos de anteojos y el ave nacional de Israel, la abubilla.

Las aves migratorias e invernantes, como los cuellos de tortuga, los atrapamoscas con collar, los alcaudones enmascarados y de espalda roja, los ruiseñores, los petirrojos europeos, los jilgueros y las zarzas también hacen del JBO su hogar temporal al pasar.

El tráfico ornitológico hace que el Centro Ariel Weisman Ringing del JBO sea el lugar perfecto para anillar las aves, lo que permite a los centros de aves de todo el mundo rastrear a los individuos y conocer la situación de sus números y movimientos.

«Anillamos alrededor de 10,000 aves cada año», dice Kacal. «Esa es solo una pequeña porción de las aves que pasan por el área – un buen número, ya que solo tenemos un acre y medio». El anillado de un pájaro es la fijación de una pequeña etiqueta en la pata o el ala de un pájaro salvaje para facilitar la identificación y controlar el movimiento, la migración y el desarrollo.

Kacal, quien ha estado en el centro durante 18 años, dice que algunas de las tendencias mundiales en la vida de las aves están siendo confirmadas por los hallazgos locales.

«Una de las tendencias reportadas en los Estados Unidos es la pérdida de 2-3 millones de aves al año», dijo. «También lo estamos viendo aquí. Por ejemplo, cuando comencé, teníamos unos cuantos pares de tórtolas que anidaban – un pájaro que una vez fue muy numeroso en la Tierra de Israel y se menciona en el Cantar de los Cantares – pero hoy en día, ver uno en el JBO es extremadamente raro y están disminuyendo en todo el mundo. Creemos que en el futuro no habrá más tórtolas”.

La especie está siendo golpeada por la caza y la invasión del hábitat, dijo Kacal. «Las tórtolas están sufriendo intensamente, y hemos estado tratando de que sea ilegal en Israel cazarlas».

Agregó que: “Hemos visto una disminución gradual en muchas otras especies que pasan por aquí. Las aves migratorias están en problemas».

Pero mientras algunas especies luchan, otras florecen.

«Algunas de nuestras aves locales están bien», dice Kacal. «Por ejemplo, los búhos de orejas largas anidan en toda Jerusalén y últimamente hemos visto un aumento. A otras aves de jardín locales les está yendo bien. Son las migrantes las que parecen estar sufriendo más».

La observación de aves no es la única actividad que se ofrece en el centro. Varias plantas y animales pequeños como serpientes, tortugas, puercoespines, erizos y murciélagos también llaman hogar al centro.

Y los visitantes pueden participar en una variedad de programas que se ofrecen durante todo el año, que incluyen caminatas nocturnas, películas sobre la naturaleza, visitas grupales, manualidades y talleres sobre fotografía, bocetos y observación de aves.

«También hacemos plantaciones de árboles aquí en honor o en memoria de seres queridos, o para hacer compensaciones de carbono en beneficio del medio ambiente», dice Kacal. Una compensación de carbono, según Lexico, es una acción destinada a compensar la emisión de dióxido de carbono a la atmósfera como resultado de la actividad industrial u otra actividad humana.

Natan Rothstein contribuyó a este artículo.

 

Fuente: The Jerusalem Post
Traducido: Consulado General H. de Israel en Guayaquil