Mientras Irán mata a su propia gente, los países europeos corren a ayudarlo: Netanyahu

El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, criticó la medida tomada por 6 países europeos de unirse a un instrumento internacional para comerciar con Irán y eludir las sanciones de EE.UU.

Al inicio de un mensaje publicado este domingo, Netanyahu alude a las recientes manifestaciones sociales que se han desarrollado en Irán, Irak y Líbano, y denuncia la represión que los gobiernos de cada país ha ejercido contra las mismas, resaltando un rol a Teherán en las represalias estatales.

“Mientras la gente del Medio Oriente enfrenta de manera valiente a Irán y sus matones, he aquí lo absurdo: mientras todo esto está pasando, países en Europa están trabajando para eludir sanciones de EE.UU. contra Irán. Mientras el régimen de Irán mata a su propia gente, los países europeos corren a ayudar a ese mismo régimen asesino… los países europeos corren a apaciguar a Irán incluso con más concesiones. Estos países europeos deberían de avergonzarse”, manifiesta Netanyahu.

Bélgica, Dinamarca, Finlandia, Noruega, Holanda y Suecia se unieron este fin de semana a la plataforma INSTEX (Instrumento de Apoyo a los Intercambios Comerciales).

La plataforma fue fundada a inicios de este año por Alemania, Francia y Reino Unido como un mecanismo para comerciar con Irán y eludir las sanciones económicas de EE.UU. en contra de Irán, que se han incrementado desde que Donald Trump sacó en mayo del año pasado a Washington del acuerdo nuclear de 2015.

“¿Acaso no aprendieron nada de la historia? Bueno, aparentemente no”, dice Netanyahu, en aparente alusión a sus críticas hacia Europa por su relación con Irán, que ha equiparado anteriormente a la conducta del continente con la Alemania nazi en los años 30.

“Están permitiendo que un estado terrorista fanático desarrolle armas nucleares y misiles balísticos, trayendo así el desastre para ellos y para todos los demás”, advierte.

Al final de su mensaje, Netanyahu pide un cambio de rumbo con respecto a Irán e insta a ejercer más presión en su contra, no a reducirla.

 

Fuente: Enlace Judío