Cómo Israel está llevando agua y energía a África

Innovación:África, una organización estadounidense-israelí, es uno de los tres ganadores del Premio InnoDip 2019 a la diplomacia innovadora.

La región de Karamoja en Uganda, donde Innovación:África estaba instalando un sistema
solar de bombeo de agua. (Foto: Lior Sperandeo para Innovación: África)

Innovación:África, una organización estadounidense-israelí que lleva las tecnologías solares, hídricas y agrícolas de Israel a aldeas rurales de África, es uno de los tres ganadores del Premio InnoDip 2019 a la diplomacia innovadora. El premio, establecido por el Instituto Abba Eban para la Diplomacia Internacional en el Centro interdisciplinario en Herzliya, se entregará en la Conferencia Post Diplomática de Jerusalén el jueves 21 de noviembre en Jerusalén.

Sivan Ya’ari, fundadora y jefe de Innovación:África explica cómo surgió la organización. “Hace unos 21 años me contrataron para trabajar para Jordache, en una de sus fábricas en África. Cuando fui a las aldeas, me di cuenta de que su principal desafío era la falta de energía. Como resultado de no tener suficiente energía, no había electricidad, luz, ni refrigeración, lo que resultaba en una falta de agua limpia, acceso limitado a vacunas y medicamentos, y poca escolaridad”. Sin electricidad para bombear agua limpia de los acuíferos ubicados debajo de sus pies, las personas pasan horas buscando agua todos los días, solo para encontrar una fuente sucia y contaminada.

Ya’ari regresó a los Estados Unidos, recibió una maestría en energía de Columbia y, cuando aún era estudiante, comenzó a llevar sistemas de energía solar a las aldeas.

Hoy, Ya’ari y su equipo capacitan a ingenieros locales para instalar energía solar para alimentar escuelas, centros médicos y bombear agua limpia desde el suelo. Con la energía solar en los centros médicos, médicos calificados se mudan a aldeas remotas, las personas reciben vacunas y las enfermeras traen al mundo a los bebés de forma segura por la noche. Los estudiantes pueden estudiar de noche y, por primera vez, usar computadoras. Al utilizar energía solar para bombear agua, se instalan grifos en todas las aldeas y el riego por goteo permite a las personas plantar sus propios cultivos durante todo el año.

El comité público presidido por el Emb. Ron Prosor eligió Innovation:Africa Makers como ganador porque “ejemplifica la diplomacia de persona a persona. Distribuyen la innovación israelí directamente a donde más se necesita. Tiene una gran escala de impacto y una impresionante influencia positiva en la vida de las personas en las zonas más descuidadas del mundo».

Ya’ari explica que los gobiernos africanos valoran el trabajo de Innovación:África. “Quieren aprender de Israel, y siempre somos bienvenidos. Ha ayudado a fortalecer las relaciones con Israel”. Agrega que cuando los residentes prueban agua limpia, dicen que Dios ha respondido sus oraciones desde Israel y Jerusalén. «Es una situación en la que todos ganan», dice ella.

“Al llevar tecnología israelí a África, tenemos una técnica que nos permite a nosotros y al gobierno monitorear los sistemas solares de forma remota, para que en cualquier momento puedan ver cuánta agua se ha bombeado desde cada aldea y cuánta energía se ha consumido. Agrega que Uganda ha enviado sus propios ingenieros para aprender del personal de Innovación:África. «Esto ha ayudado a transferir también el conocimiento y la tecnología a más personas», dice ella.

Desde 2008, Innovación:África ha completado más de 250 instalaciones que ayudan a más de 1,5 millones de personas. Actualmente está implementando sus soluciones de energía solar en diez países africanos, incluidos Uganda, Sudáfrica, Camerún y Etiopía.

Innovación:África, con sus innovadoras soluciones de energía solar, está ayudando a Israel y África al mismo tiempo, y está mejorando las relaciones entre personas de todo el mundo.

 

Fuente: The Jerusalem Post
Traducido: Consulado General H. de Israel en Guayaquil