Mientras caían cohetes, médicos trajeron al mundo 21 bebés en hospital de Ascalón

La tasa de nacimientos aumentó significativamente en el Centro Médico Barzilai durante la escalada militar, aparentemente la ansiedad de las madres contribuyó a partos anticipados.

Una enfermera cuida a un bebé en un refugio en el Hospital Barzilai mientras suena una sirena de advertencia por la posible caída de cohetes en Ascalón el 15 de noviembre de 2012. (Uri Lenz / Flash90)

A medida que los tambores de guerra sonaban esta semana en el sur de Israel y más de 450 cohetes y proyectiles de mortero eran disparados contra ciudades y comunidades por terroristas de Gaza, nueva vida florecía en un hospital en la ciudad de Ascalón, en el frente de batalla.

Hubo un aumento significativo en la tasa de nacimientos en el Centro Médico Barzilai durante un período de combate de 36 horas, con 21 nuevos bebés nacidos entre el martes por la mañana y el miércoles por la noche, informó el jueves el sitio de Ynet. El número promedio para ese período de tiempo es entre 12 y 14 recién nacidos.

Ilana Polet, la enfermera a cargo de la sala de maternidad, dijo que el aumento se debió a la tensión que sufrieron las madres embarazadas mientras escuchaban las sirenas de los cohetes entrantes y corrían a refugios muchas veces.

«Estoy acostumbrada a las sirenas,

pero no mientras estoy dando a luz», dijo Revital Kalif, de 30 años, quien recibió a su segundo hijo el martes por la tarde, horas después de que la escalada comenzara con el asesinato selectivo de un líder terrorista palestino.

Estas mujeres acaban de dar a luz en el Hospital Barzilai en Ascalón (al sur de Israel) bajo la avalancha de cohetes. Dieron a luz en un refugio subterráneo para bombas. Como el poeta griego Dinos Christianopoulos expresó tan elocuentemente: «Intentaron enterrarnos… pero no se dieron cuenta de que éramos semillas…”. Foto: Yedioth Ahronoth / Gadi Kiblu

«No es una experiencia agradable en absoluto. Dejé a un niño pequeño en casa y a una madre amputada, y no tenemos un refugio para cohetes en casa. Las personas también tienen miedo de visitarnos – familiares, amigos y colegas.”

 

Fuente: The Times of Israel
Traducido: Consulado General H. de Israel en