Científicos Israelíes han logrado inhibir el mecanismo protector de la Salmonella

Créditos de las imagenes: Technion Spokesperson.

Los científicos han logrado inhibir el mecanismo protector de la bacteria Salmonella mediante el uso de sustancias desarrolladas originalmente para tratar la enfermedad de Alzheimer.La investigación va hacia el desarrollo de tratamientos innovadores que neutralicen las bacterias resistentes a los antibióticos.

Investigadores de Israel pudieron inhibir la formación de biopelículas en la bacteria Salmonella.

La biopelícula, es una capa resistente de microorganismos que se forma y recubre varias superficies. Constituye un grave problema médico y ambiental porque protege a las bacterias y les permite adherirse a los tejidos, y hasta dispositivos médicos.

El descubrimiento fue realizado por la profesora Meytal Landau y el estudiante Nir Salinas. Ahora se espera que el mismo conduzca al desarrollo de tratamientos innovadores que inhibirán la resistencia a los antibióticos de las bacterias virulentas.

En 2017, el equipo de investigación de Landau publicó un artículo en Science que describe nuevos descubrimientos sobre Staphylococcus aureus, una bacteria especialmente virulenta que se ha vuelto resistente a muchos tipos de antibióticos y que es responsable de un número considerable de infecciones en hospitales.

Los investigadores descubrieron que esta bacteria, que ataca las células T del organismo del sistema inmune, lo hace en parte mediante la secreción de ciertas fibrillas.

Estas fibrillas tóxicas se parecen a los amiloides, proteínas asociadas con enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer y el Parkinson, pero difieren estructuralmente de ellas.

En un artículo publicado en Nature Communication en 2018, Nir Salinas y sus colegas revelaron su descubrimiento de que las proteínas de la misma familia que las fibrillas tóxicas producen estructuras amiloides excepcionalmente estables que pueden sobrevivir en condiciones extremadamente difíciles y proteger a las bacterias.

Landau expresó la esperanza de que estos descubrimientos conduzcan a nuevos tratamientos que ataquen las fibrillas y disminuyan significativamente las infecciones agresivas causadas por Staphylococcus aureus.

En un estudio reciente en PLoS Pathogens, los investigadores del Technion sugirieron que al interferir con las fibrillas amiloides producidas por E. coli y Salmonella, las bacterias a menudo vinculadas con agua o alimentos contaminados, pueden obstaculizar los mecanismos de defensa de las bacterias y su capacidad de adherirse a los tejidos dispositivos médicos.

Esto se logra reutilizando sustancias que ya se han sometido a ensayos clínicos para tratar el Alzheimer.

Combatir la Salmonella y otras bacterias resistentes a los antibióticos.

La principal ventaja de esta reutilización es que el proceso de aprobación es mucho más corto y menos costoso que en el caso de un nuevo compuesto.

Las sustancias probadas en la bacteria Salmonella no dañan a la bacteria directamente.

En cambio, dañan la biopelícula, la capa resistente que protege a las bacterias de las sustancias que representan un peligro para ellos, incluidos los antibióticos.

Los investigadores estiman que este enfoque de deterioro de la biopelícula reducirá el riesgo de desarrollar resistencia en comparación con los antibióticos que matan la bacteria y, por lo tanto, inducen mecanismos de defensa contra el medicamento, haciendo que la bacteria sea más resistente y virulenta.

La investigación examinó la posibilidad de dañar a las bacterias Salmonella y E. coli que se encuentran en alimentos contaminados.

Sin embargo, los investigadores esperan que su descubrimiento también sea efectivo en la lucha contra otras bacterias, incluido Staphylococcus aureus.

En su investigación doctoral, Salinas se centrará en el desarrollo de sustancias anti-bacterianas estables y en el examen de moléculas pequeñas que interferirán con el ensamblaje in vitro de los amiloides en las bacterias.

Esperan que estos desarrollos aceleren la crucial batalla contra el desarrollo de cepas de bacterias resistentes a los antibióticos.

 

Fuente: Latam Israel