Centro de rehabilitación de vanguardia para discapacitados se instala en oasis del desierto de Néguev

«Cuanto más fortalecemos los eslabones más débiles, mejor somos»

El establecimiento cubrirá las necesidades de los residentes del sur de Israel que actualmente deben dirigirse al norte para recibir atención después de accidentes, lesiones, accidentes cerebrovasculares o ataques terroristas.

Una ilustración del centro deportivo que formará parte del nuevo hospital de rehabilitación de Israel en la aldea ALEH Neguev-Nahalat Eran 2007 (ALEH)

En el árido desierto del Néguev, en la ciudad sureña de Ofakim, hay un oasis con agua que gotea sobre redondas piedritas, parches de hierba verde sombreada y caminos peatonales, jardines colgantes japoneses y un grupo de edificios de poca altura. Es el centro ALEH Negev-Nahalat Eran 2007, que brinda servicios terapéuticos, médicos y educativos a niños y adultos con discapacidades físicas y cognitivas devastadoras.

El centro se creó gracias a la visión y la determinación del general (ret) Doron Almog, considerado entre las figuras más célebres en la historia de las Fuerzas de Defensa de Israel. Almog ayudó a liderar el famoso rescate de rehenes israelíes en Entebbe en 1976 y durante años después, como jefe del Comando Sur de las FDI, frustró innumerables intentos de lanzar ataques terroristas en Israel.

Su hijo Eran, llamado así por el hermano de Almog que murió en el campo de batalla durante la Guerra de Yom Kippur, fue diagnosticado con autismo severo y discapacidades del desarrollo. Eso es lo que impulsó a Almog a establecer ALEH Néguev, para atender las necesidades de personas como su hijo, quien murió hace 12 años a la edad de 23.

«Mi hijo Eran fue la razón por la que establecimos la aldea, para personas como él con discapacidades severas», dijo Almog durante una visita a la aldea el mes pasado para revisar el progreso de una nueva iniciativa: un hospital de rehabilitación de vanguardia, el primero para el sur de Israel.

Una paciente en la granja de la aldea ALEH Neguev-Nahalat Eran 2007 (Yoram Ashaim)

«Eran fue mi maestro, él me enseñó todo… Su y nuestro viaje es lo que nos trajo aquí hoy», dijo Almog, su voz melancólica.

El nuevo hospital – recién el segundo en construirse en Israel en los últimos 50 años – ya se está erigiendo dentro de la aldea. Cubrirá las necesidades de cientos de residentes del sur que actualmente necesitan viajar a Tel Aviv para recibir servicios hospitalarios de rehabilitación después de accidentes, lesiones, accidentes cerebrovasculares o ataques terroristas. El hospital también prestará servicios a los soldados de las FDI que sirven en Gaza y que requieran rehabilitación hospitalaria.

La iniciativa es una adición necesaria en el ámbito sanitario israelí, que sufre de una grave escasez de camas de hospital, particularmente camas de rehabilitación. En todo Israel hay solo 847 camas de rehabilitación, según los datos proporcionados por ALEH Néguev.

«Este es un tremendo proyecto nacional que proporcionará una solución satisfactoria para los residentes del sur, que se ven obligados a viajar al centro del país para recibir tratamiento de rehabilitación», dijo Almog.

El General (ret) Doron Almog, izquierda, y Shay Hajaj, el jefe del Consejo de Merhavim en el noroeste del Néguev, donde se encuentran ALEH Néguev y el nuevo hospital, 7 de agosto de 2019 (ALEH)

El hospital se está construyendo con un presupuesto de NIS 300 millones, o $82 millones, de los cuales la mitad provendrá de donaciones y el resto de fondos del gobierno. El Fondo Nacional Judío de Estados Unidos es uno de los socios del proyecto y está recaudando fondos de donantes para el proyecto.

El complejo constará de 108 camas, salas para pacientes ortopédicos y neurológicos, departamentos de fisioterapia y terapia ocupacional, un centro deportivo, instalaciones para pacientes ambulatorios y visitantes, y un centro de investigación y capacitación. En emergencias, todos los pacientes pueden ser trasladados a una zona reforzada y protegida.

Una ilustración del interior planeado para el nuevo hospital de rehabilitación de Israel en la aldea ALEH Neguev-Nahalat Eran 2007 (ALEH)

El Dr. Itzhak Siev-Ner, jefe del Departamento de Rehabilitación del Ministerio de Salud que lidera la nueva empresa en nombre del gobierno, dijo en la conferencia de prensa celebrada en ALEH Néguev que la tasa de ocupación en salas de rehabilitación en todo el país es del 108%, en comparación con una tasa de ocupación del 98% en hospitales generales y una tasa de ocupación promedio del 75% en los países de la OCDE. El período de hospitalización promedio para un paciente en rehabilitación es largo, 38,5 días.

El número de camas de rehabilitación para pacientes hospitalizados por ciudadano en Israel es un promedio de 0.1 camas por cada 1,000 ciudadanos, y Tel Aviv tiene la mayor cantidad, 0.22 por cada 1,000 ciudadanos.

Israel también sufre una grave escasez de médicos y enfermeras de rehabilitación, así como de otros profesionales de la salud, como fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales y clínicos de comunicación, dijo Siev-Ner.

El número de médicos rehabilitadores en Israel es aproximadamente la mitad del número promedio en la OCDE, y el número de dichos médicos en el sur es el más bajo en todo el país, dijo.

 

Una ilustración del interior planeado para el nuevo hospital de rehabilitación de Israel en la aldea ALEH Neguev-Nahalat Eran 2007 (ALEH)

El nuevo hospital será un «revolucionario para el área», dijo Siev-Ner, y ALEH Néguev es el hogar más natural para ellos porque la aldea tiene un historial de éxito comprobado y la infraestructura humana necesaria, incluidos médicos y enfermeras.

Se espera que la población del Néguev alcance los 800,000 en los próximos años (incluidos miles de soldados). Para 2050, el número de personas mayores de 70 años triplicará la de hoy. Esto hace que el nuevo hospital sea aún más crucial.

La esperanza de vida en el sur es siete años menor que en el centro del país debido a la falta de acceso a la atención médica adecuada, dijo Siev-Ner.

Shay Hajaj, jefe del Consejo de Merhavim en el noroeste de Néguev, donde se encuentran ALEH y el hospital, agregó que una nueva ciudad planificada para el área, llamada Daniel, estará habitada por médicos y profesionales médicos que trabajan en la aldea y en el hospital, estudiantes y parejas jóvenes, y personas que se han sometido a tratamientos de rehabilitación y optan por permanecer cerca del hospital.

La nueva comunidad también estará conectada con el pueblo de ALEH Néguev, dijo Hajaj. “Tendrá complejos para las personas que se hayan sometido a rehabilitación. Todas las instalaciones y toda la comunidad serán accesibles y tendrán actividades conjuntas con los aldeanos”.

Ada Karmi-Melamede, de pie, presenta el diseño del nuevo hospital de rehabilitación en la aldea ALEH Néguev, 7 de agosto de 2019 (Shoshanna Solomon / Times of Israel)

Se espera que la primera etapa del hospital, 72 camas en dos salas de hospitalización ortopédica y neurológica, con departamentos adyacentes de fisioterapia y terapia ocupacional, abra en 2021.

El hospital trabajará en estrecha colaboración con la Universidad Ben-Gurion del Néguev en la cercana Beersheba en investigación de rehabilitación y nuevos programas para pacientes, incluidas tecnologías como la realidad virtual. El hospital también recibirá a pasantes de la universidad para que puedan practicar sus destrezas médicas.

Aproximadamente 500 personas trabajan actualmente en la aldea de rehabilitación ALEH Neguev-Nahalat Eran. Adicionalmente se emplearán 500 médicos, terapeutas y personal de administración en el hospital adyacente.

El estudio de arquitectura de Ada Karmi-Melamede, uno de los arquitectos que diseñó la Corte Suprema de Jerusalén, está detrás del diseño del nuevo hospital: de poca altura, con acceso para discapacitados en todo el lugar.

Una ilustración del nuevo hospital de rehabilitación de Israel cerca de la aldea ALEH Neguev-Nahalat Eran 2007 (Ada Karmi-Melamede Architects)

Un «pulmón verde» – una serie de jardines – conectará todos los espacios, junto con una galería sombreada para huéspedes y trabajadores. Algunas de las actividades de rehabilitación se pueden realizar tanto en el exterior como en el interior, dijo Karmi. La piscina, la cafetería y el pabellón deportivo estarán abiertos a pacientes de hospitales, habitantes de la aldea de ALEH Neguev y habitantes locales, para alentar la interacción y ayudar a mitigar los estigmas relacionados con la discapacidad mental y física.

El nuevo complejo tiene como objetivo ser diferente de un hospital «típico», lo que refleja la tranquilidad y la relajación que amite la aldea, dijo Karmi.

La idea es construir uno de los mejores hospitales de rehabilitación del mundo, dijo Almog, presidente de ALEH Neguev.

“Cuanto más fortalecemos los eslabones más débiles en la sociedad, mejor nos volvemos. Esa es la gran prueba», dijo.

 

Fuente: The Times of Israel
Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil