El Principe de Monaco instala la tecnología israeli aire-a-agua en el Palacio

Los Príncipes de Mónaco han vivido en el Palacio donde se instaló Watergen durante más de 700 años

El Príncipe Alberto II de Mónaco y el Dr. Michael Mirilashvili bebieron agua-del-aire hace unos pocos días. (Foto: WATERGEN)

El Príncipe Alberto II de Mónaco instaló la máquina Watergen en su palacio, una pieza de tecnología israelí que logra convertir el aire en agua.

El Príncipe es conocido por sus esfuerzos en la lucha contra la contaminación plástica y el calentamiento global y debido a eso el presidente de WaterGen, el empresario y filántropo israelí-georgiano Mikhael Mirilashvili le presentó la tecnología.

Los dos se conocieron en un evento organizado por la Universidad de Tel Aviv y el inversionista y filántropo Aaron Frenkel que marcó el lanzamiento de la «Iniciativa de Lucha Contra la Contaminación», que tiene como objetivo utilizar varias tecnologías israelíes para combatir la contaminación en la región mediterránea.

El evento se celebró en el Hotel Hermitage en Mónaco, donde varios líderes en los campos de energía y medio ambiente firmaron el Pacto Nacional de Transición Energética del Principado para marcar su apoyo a las acciones del Principado de Mónaco en el campo de la eficiencia energética y la promoción de energías renovables.

Los príncipes de Mónaco han vivido durante más de 700 años en el palacio donde se instaló Watergen.

«Se usan un millón de botellas de plástico cada minuto en todo el mundo», dijo el presidente ejecutivo de WaterGen, Maxim Pasik. «Se usan más de medio trillón de botellas cada año. En treinta años tendremos otras dos mil millones de personas en todo el planeta».

Agregó que «estamos avanzando hacia números astronómicos de desechos plásticos y una cantidad significativa de contaminación ambiental como resultado. Nuestra tecnología resuelve completamente este problema».

Watergen se creó en Rishon Lezion en 2009 y desarrolló tecnología que puede convertir el agua atmosférica en agua segura. GEN-350, el generador de agua creado por la compañía, puede producir hasta 900 litros de agua por día. Pesa solo 800 kilogramos, lo que hace que el sistema sea transportable y de fácil instalación.

«Nuestro objetivo principal es salvar y mejorar la vida de las personas en todo el mundo», dijo Mirilashvili a The Jerusalem Post en marzo. «También pretendemos eliminar el plástico de la tierra, reducir la huella de carbono global y, por supuesto, hacer que nuestro planeta sea más limpio y seguro».

«Creamos un producto que realmente puede ser la próxima fuente de agua potable», dijo Pasik al Post en 2017.

«Todos estos países que tienen escasez de agua tienen un clima húmedo y cálido», dijo Pasik. «Tomamos toda la humedad del aire y extraemos el agua».

Desde entonces, la tecnología se ha llevado a lugares que carecen de agua limpia en todo el mundo, incluidos Sudáfrica, Vietnam, Sierra Leona y Uzbekistán.

Watergen también se asoció con la comunidad de Flint, Michigan, con la esperanza de ayudar con la crisis del agua de Flint, debido a que el agua en la ciudad estaba contaminada con plomo.

La compañía desarrolló un vehículo de respuesta a desastres en enero para proporcionar agua potable a las zonas de desastre en una asociación con la Cruz Roja.

 

Fuente: The Jerusalem Post
Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil