Pausar el reloj biológico de las mujeres? Los gusanos pueden ser la clave

Créditos de las imagenes: AG/Hebrew University.

Qué pasaría si las mujeres pudieran presionar pausa en su reloj biológico?

Los óvulos humanos comienzan a madurar desde el inicio del primer período de una mujer. Sin embargo, la mayoría de las niñas occidentales de trece años no están interesadas en tener bebés.

Mientras esperan, sus huevos envejecen y la calidad disminuye.

¿Qué pasaría si hubiera una manera de retrasar el envejecimiento sin perder la calidad del ovulo?

Investigadores de Israel han descubierto un factor que puede hacer esto, está en los gusanos.

Ahora tienen la esperanza de que este avance pueda ayudar a las mujeres a extender sus ventanas de fertilidad y mantener una alta calidad del huevo en sus treintas y cuarentas.

La Dra. Yonatan Tzur y la Dra. Hanna Achache, junto con científicos de Harvard, estudiaron la maduración del huevo en gusanos redondos y publicaron sus hallazgos en la revista científica Genetics.

¿Por qué gusanos?

Aunque pequeños, han sido increíblemente útiles para ayudar a los científicos a comprender la genética humana. Estos gusanos contienen la misma cantidad de genes que los humanos (20,000) y sus huevos maduran en aproximadamente un día.

Tzur y su equipo monitorearon los cambios en cada uno de los 20,000 genes del gusano durante la formación del huevo y pudieron identificar un gen exacto (ogr-2) que controla el ritmo de maduración del huevo.

Profundizando más, el equipo estudió MAP Kinase (“MAPK”), el interruptor bioquímico que activa y desactiva el desarrollo del huevo.

Cuando eliminaron el gen ogr-2 con la tecnología de edición de genes CRISPR, MAPK entró en marcha y los huevos de los gusanos envejecieron muy rápidamente.

“Probamos el papel del gen al eliminarlo de la secuencia de genes del gusano”.

Al instante, estos gusanos “editados” se volvieron menos fértiles y sus huevos se parecían más a los de un gusano más viejo”, compartió Tzur.

Pausar el reloj biológico

Estos hallazgos son significativos porque el envejecimiento de los óvulos es la principal causa de defectos de nacimiento, abortos espontáneos e infertilidad.

A medida que los óvulos humanos envejecen, se desarrollan anormalidades. Si bien la fertilización in vitro (FIV) permite a los médicos seleccionar los mejores óvulos, las mujeres mayores de 35 años tienen más dificultades para producir un bebé sano con sus propios óvulos.

Para las mujeres de 42 años o más, esas posibilidades son casi nulas.

Estas estadísticas, junto con el hecho de que la edad promedio de las madres primerizas en el mundo occidental está aumentando drásticamente, significa que encontrar la clave para ralentizar la maduración del óvulo es crucial.

Para ver el video hacer clic en el link https://youtu.be/7OZSkGw3ZJI

Esto ha estimulado a científicos como Tzur a descubrir los mecanismos que controlan el desarrollo ovárico y envejecimiento de los ovocitos.

Aunque todavía está en sus primeras etapas, Tzur ve dos posibles aplicaciones de su descubrimiento para nosotros, los humanos.

Una es aumentar levemente el equivalente de ogr-2 en las niñas a través de un aditivo alimentario. Esto puede permitir que las niñas mantengan la alta calidad de los huevos jóvenes hasta que estén listas para usarlos. En definitiva pausar su reloj biológico.

Otro sería suprimir MAPK durante los ciclos de FIV. Esto ayudaría a los óvulos mayores a completar su desarrollo y mejoraría las posibilidades de las mujeres de tener un bebé saludable a medida que envejecen.

Fuente: departamento de genética de la Universidad Hebrea de Jerusalem

 

Fuente: Latam Israel