¿Demasiada bulla? Una compañía israelí desarrolló burbujas de sonido personales para tener momentos de tranquilidad

Burbuja de sonido personal de Silentium. Foto de Anjai Berdia

Un poco de paz y tranquilidad puede ser bastante difícil de encontrar, especialmente si vive en una ciudad. Incluso si logra desconectarse de la cacofonía de los pitos rompe oídos, los automóviles que retumban y los sonidos interminables de construcción justo afuera de su ventana, dentro del oasis de su hogar su aire acondicionado puede estar sonando ruidosamente o el ventilador del horno puede estar zumbando agresivamente. Sin mencionar los pitidos y chillidos constantes, y las alarmas de computadoras portátiles, teléfonos celulares y otros dispositivos inteligentes que ahora son parte del ruido ambiental en nuestro mundo tecnológicamente avanzado.

La contaminación acústica puede ser perjudicial para la salud física y mental, así como para la calidad de vida.

Silentium, una compañía israelí fundada por el ingeniero y empresario Joseph Barath hace casi dos décadas, promete solucionar estos problemas de ruido «tratando el ruido como cualquier sonido no deseado», dijo a NoCamels el actual director ejecutivo Yoel Noar en una entrevista telefónica.

«El ruido es una forma de contaminación que daña nuestra salud y las personas no reciben educación sobre el ruido y sus efectos», explica.

La compañía desarrolló la tecnología de Cancelación Activa de Ruido (ANC por sus siglas en inglés) que utiliza un micrófono para identificar la longitud de onda del ruido, y luego produce una onda de sonido igual pero opuesta que contrarresta la onda de sonido del ruido original para cancelarla. De manera más fácil, ANC identifica la onda de sonido del ruido, la imita y la refleja.

Noar dice que Silentium tiene la tecnología de «cancelación de ruido más avanzada» y que la compañía «abrió el mercado para la Cancelación Activa de Ruido de banda ancha».

El primer producto de Silentium, el AcoustiRACK, que es montable y resuelve la contaminación acústica en un entorno de trabajo al proporcionar un efecto de contraataque a ruidosos servidores, ventiladores, maquinaria pesada y otros dispositivos y objetos que producen ruido. Estuvo disponible comercialmente en 2005, después de lo cual Silentium se expandió a otros mercados. Después de todo, la tecnología se puede utilizar en un sinfín de escenarios y ubicaciones.

Silentium ahora trabaja con diferentes industrias, creando soluciones para electrodomésticos, automóviles, espacios de transporte de aviones y fábricas industriales. Sus ingenieros trabajan con compañías de nivel 1 para implementar el software de silenciamiento de la compañía en el desarrollo de un producto terminado, dice Silentium.

Por ejemplo, Silentium otorgó la licencia de su software a Electrolux, una empresa multinacional sueca de productos para el hogar.

El kit de desarrollo S-Cube de la compañía (SCDK por sus siglas en inglés), una tecnología patentada de cancelación de ruido que extiende el rango de baja frecuencia de la reducción de ruido hasta 1800Hz, «se puede usar para reducir el ruido para servidores y equipos de redes, equipos de HVAC para hogares y para usar en automotores”, describe Silentium en su sitio.

El kit de desarrollo S-Cube de Silentium. 1. El micrófono recibe el ruido a cancelar y lo reenvía al controlador. 2. El parlante produce físicamente el anti-ruido. 3. El controlador genera la señal correcta para enviarla al parlante, lo que producirá el anti-ruido para cancelar el ruido no deseado. Foto a través del sitio web de Silentium

La compañía también trabaja bajo pedido con clientes que buscan reducir y controlar el ruido emitido por un producto determinado, y también ofrece una «solución completa de uso inmediato» que abarca software y hardware para construir productos personalizados con reducción de ruido según los requisitos. Silentium dice que su tecnología puede hacer que los productos sean hasta un 90 por ciento menos ruidosos.

«Ofrecemos software para ayudar a los fabricantes de productos a mejorar su producto», explica Noar.

Silentium ha encontrado que la industria automotriz es la más fácil para ingresar «porque ese mercado tiene educación sobre el sonido», Naor le dice a NoCamels y, por lo tanto, se ha centrado recientemente en producir tecnología ANC para automóviles para reducir el ruido de la carretera y el motor, llamada Cancelación Activa de Ruido de Carretera Burbuja Silenciosa (ARNC por sus siglas en inglés).

“Básicamente, puedo decirles que hoy estamos trabajando con todos los fabricantes de automóviles. Nombren uno y probablemente trabajamos con ellos”, dice Naor, explicando que este es el caso con la mayoría de los fabricantes no estadounidenses.

En cuanto a «el resto del mundo, estamos trabajando con casi todos», revela.

Quizás la oferta más intrigante de Silentium es Quiet Bubbles o Burbujas Silenciosas (QB por sus siglas en inglés), construida en el Kit de Desarrollo de Burbujas Silenciosas (QBDt) que permite a los usuarios crear sus propias «zonas silenciosas». El kit se basa en algoritmos patentados que trabajan para reducir activamente el sonido espacial, de banda ancha y adaptativo, que brinda a los usuarios la capacidad de tener esencialmente su propio sistema ANC. Las Burbujas Silenciosas son efectivas en automóviles, trenes, terminales de aeropuertos llenos de gente y aeropuertos.

Oficina de Silentium. Foto de Anjali Berdia

A principios de este año, Silentium lanzó su solución Burbuja de Sonido personal (PSB por sus siglas en inglés), que permite a las personas sentadas una al lado de la otra, en un automóvil, por ejemplo, escuchar música diferente, mientras también entablan una conversación. No más discusiones con amigos y cónyuges (o parientes o incluso extraños) acerca de si escuchar Cardi B o Justin Beiber o rogar a los niños de cuatro años que no pongan «Baby Shark» por tercera vez.

Este verano se mostró un modelo de prueba de diseño de PSB en Tel Aviv en el evento Ecomotion, donde Silentium demostró la efectividad de su tecnología. PSB funciona a través de una serie de parlantes, algunos que producen música y otros que producen ondas de sonido para contrarrestar esa música. Como audífonos, pero sin audífonos.

Con sede en Ness Ziona, Silentium actualmente cuenta con unos 55 empleados, ingenieros internacionales y desarrolladores de negocios en China, Alemania, Corea del Sur, Gran Bretaña y los Estados Unidos.

 

Fuente: NoCamels
Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil