Joven Siria: Médicos israelíes salvaron la vida de mi hijo y les agradezco de corazón

“Siempre escuchamos cosas malas sobre Israel, pero puedo decir que no hay riesgo» en estar allí, sino que “nos atendieron y cuidaron, que estoy feliz» porque «los médicos salvaron a mi hijo y les agradezco de corazón», reconoció una joven siria después que pediatras del hospital Hadassah Ein Kerem, de Jerusalem, curaran un problema cardíaco congénito de su bebé de 18 meses.

«Era demasiado pequeño y flaco para su edad y sentía que algo andaba mal» porque «parecía estar sufriendo todo el tiempo, llorando, inquieto, especialmente cuando dormía», contó L., tal como fue identificada para proteger su identidad de eventuales represalias de las autoridades de su país, al sitio de noticias en Internet israelí Mako, el sábado.

Un médico sirio le diagnosticó una grave afección, por la cual fue hospitalizado ocho veces y medicado regularmente, así que decidió viajar con su esposo a Jordania, donde le dijeron que no había una opción quirúrgica; por el contrario, la organización israelí Shevet Achim, dedicada a llevar a niños con problemas cardíacos congénitos a avanzados centros médicos en Israel, le propuso curarlo en Jerusalem.

«Cuando escuché que tendría que ir sola con mi hijo, tuve mucho miedo», admitió L.

Pero el doctor Uri Pollak, director de Cuidados Críticos Cardíacos Pediátricos, y su equipo operaron exitosamente al niño, que rápidamente pudo respirar por sus propios medios y hoy se recupera en terapia intensiva, mientras sonríe, juega y come.

 

Fuente: Diaron Iton Gadol