Un nuevo material para restauraciones dentales que mata las bacterias

Créditos de las imagenes: MICHAEL FRATTAROLI.

Restauradores dentales que matan a las bacterias. Se trata esta vez de un nano-polímero que hace que las bacterias mueran inmediatamente al contacto.

Ahora la empresa acaba de recibir la aprobación de la FDA para comercializar su material mata las bacterias para productos dentales.

Son compuestos llamados Infinix ™ fluidos y de relleno para tratamientos de restauración dental.

Con esta tecnología patentada se logra proteger estos elementos contra la degradación por bacterias.

Los restauradores de composite dental se utilizan para tratar la caries dental al llenar las cavidades con material diseñado para que coincida con el color y la fuerza natural del diente.

Estos son los primeros productos aprobados por la FDA que incorporan la tecnología de partículas, para mantener la integridad de la restauración y proteger contra la degradación por bacterias a lo largo del tiempo.

Otros dos productos con la misma tecnología están pendientes de la aprobación de la FDA.

Cada año se realizan más de 200 millones de restauraciones de dientes en Estados Unidos solamente. La mayoría de estos procedimientos reemplazan restauraciones existentes que fallan debido a bacterias que penetran en la interfaz de restauración dental. Por ejemplo, el micro espacio entre la restauración y el diente, es un sitio común de caries recurrentes.

El costo anual estimado de la odontología de reemplazo supera los USD 5 mil millones en los EE. UU.

La caries recurrente puede conducir a la pérdida de dientes.

Las partículas QASi (sílice de amonio cuaternario) combinan una alta concentración de moléculas anti-microbianas que se unen covalentemente a un núcleo sólido.

Forman una estructura antimicrobiana insoluble, potente y duradera. El efecto antimicrobiano ocurre solo cuando las bacterias entran en contacto con el material que contiene estas partículas, ofreciendo ventajas significativas frente a los enfoques tradicionales que dependen de la liberación de moléculas mata las bacterias, que eventualmente se agotan y también pueden afectar la flora normal.

Las partículas inventadas en Israel tienen un efecto a largo plazo porque se retienen en el material de relleno después de la polimerización y son insolubles.

La protección antimicrobiana a largo plazo y una estructura molecular estable son especialmente importantes en las restauraciones dentales que están destinadas a permanecer en el entorno oral durante décadas.

La prevención de las caries recurrentes es una de las principales prioridades de la odontología actual.

No se han realizado estudios clínicos que demuestren que la presencia de QASi en estos productos mejora los resultados clínicos. Sin embargo, los estudios clínicos en una versión predecesora de QASi, la partícula QPEI (polietilenimina cuaternizada), mostraron un fuerte efecto antibacteriano in vivo cuando se incorporaron a diferentes materiales dentales.

 

Fuente: Latam Israel