Investigadores israelíes encuentran una forma innovadora de ocultar signos de envejecimiento

Un equipo de investigación en la Universidad Bar-Ilan de Israel ha desarrollado una forma innovadora de combatir las arrugas y otros signos de envejecimiento sin el uso de inyecciones. El equipo de investigadores creó una crema que contiene pequeñas moléculas de polímeros de ácido hialurónico (HA), que ayudan a combatir los signos del envejecimiento.

El proyecto de investigación fue patrocinado por la compañía cosmecéutica israelí Hava Zingboim Ltd. Dos profesores del Departamento de Química y Física de la universidad y el Instituto de Nanotecnología y Materiales Avanzados, Rachel Lubart y Aharon Gedanken, lideraron el equipo de investigación.

Durante los últimos 20 años, HA se ha utilizado en tratamientos antienvejecimiento a base de inyección en todo el mundo. Cuando los polímeros HA se inyectan en la piel, absorben líquidos y neutralizan toxinas, por lo que las arrugas se vuelven borrosas y la piel se ve joven y fresca.

Aunque el cuerpo humano produce naturalmente moléculas HA, a medida que una persona envejece, la cantidad que produce su cuerpo disminuye. Esto es lo que hace que una persona parezca mayor. Las moléculas de HA son bastante grandes y, por lo tanto, siempre se han necesitado inyecciones para que penetren en la piel.

Sin embargo, el equipo israelí pudo desarrollar una forma simple y rápida de reducir los polímeros HA, un proceso que antes se creía que era costoso y lento. Se espera que la innovadora crema israelí reemplace el uso de inyecciones faciales en la industria antienvejecimiento.

«En todo el mundo, [las personas] están tratando de micronizar el ácido hialurónico para usarlo como una crema para que haya una alternativa a las inyecciones», afirmó Lubart. «Pero por el momento, no conozco a nadie que haya tenido éxito y somos los primeros en poder decir que lo hemos logrado».

 

Fuente: JOL
Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil