Corbyn pone a los Miembros del Partido Laborista en contra de Israel y de los Judíos

«Están obsesionados y los han radicalizados. ¿Cómo no es esto culpa de Jeremy Corbyn?» concluyó Collier

El líder de la oposición del Partido Laborista de Gran Bretaña, Jeremy Corbyn, saluda a su audiencia antes de dar su discurso de apertura en la Conferencia del Partido Laborista en Brighton, Gran Bretaña, el 27 de septiembre de 2017 (Foto: REUTERS)

El investigador David Collier ha publicado un informe de 200 páginas que se ha entregado a la Comisión de Igualdad y Derechos Humanos (EHRC por sus siglas en inglés) presentando el caso de que Jeremy Corbyn «radicalizó» a los miembros del Partido Laborista para que se «obsesionen» con Israel y el pueblo judío, según reportó Jewish Chronicle.

La investigación de Collier es parte de la investigación del EHRC sobre si el Partido Laborista es institucionalmente antisemita. En el pasado, él ha investigado otros casos sospechosos de antisemitismo, particularmente en línea. Por ejemplo, el grupo Palestine Live de Facebook, del que Corbyn era miembro, fue calificado por él como antisemita.

Antes de que Corbyn asumiera el cargo, los miembros decían poco o eran indiferentes. Pero después de convertirse en líder, los miembros optaron por «tantear la ideología antiisraelí», lo que continuó con ataques a Israel, especialmente en línea.
Collier mostró a través de 14 estudios cómo los miembros laboristas han atacado a Israel y al pueblo judío.

La investigación demostró que después de que Corbyn asumiera el poder en septiembre de 2015, miembros se unieron a grupos de Facebook pro-Corbyn.

También comenzaron a publicar en las redes sociales afirmaciones inexactas e injustas contra Israel – claramente «obsesionándose» con el estado judío. Descubrió que los miembros criticaban a los medios por ser «pro-sionistas»; publicaron teorías de conspiración, artículos e imágenes antisemitas; apoyaron las opiniones anti-sionistas y anti-israelíes de Corbyn; y expresaron «abierta hostilidad hacia los judíos británicos».

Un ejemplo utilizado por Collier fue el de una mujer que se había vuelto mucho más agresiva en su actividad en las redes sociales contra Israel. Publicó un enlace de un video de David Icke sobre «Sionismo de Rothschild», con el texto en Facebook: «Maldita sea, estoy de acuerdo con David Icke». También compartió un enlace prediciendo «la próxima bandera falsa de Israel».

«Cuando el enemigo es visto como todopoderoso y controlador, los activistas se sienten justificados para cruzar casi cualquier línea», escribió Collier.

«Ni siquiera saben realmente qué es ser judío. Ciertamente no tienen idea de la historia judía y de los hechos reales del conflicto israelí-árabe – son el producto de cuatro años de una campaña radical de desinformación extremista y de las noticias basura de sitios web que han consumido», continuó.

«Están obsesionados y han sido radicalizados», concluyó Collier. «¿Cómo no es esto culpa de Jeremy Corbyn?»

 

Fuente: The Jerusalem Post
Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil