Patricia Trujillo, la cabeza de la Guardia Nacional de México, que ama a Israel

Para la coordinadora operativa de la Guardia Nacional, conocer Israel fue un sueño hecho realidad. Religiosa y científica, policía y humanista, la compleja personalidad de Trujillo reluce en esta, la primera parte de la entrevista exclusiva que nos concedió.

Dar clic en el link para ver el video: https://youtu.be/-n7CCpa4LwY

La comisaria general de la Policía Federal y médica cirujana, originaria de Veracruz, representa a este corporativo en la Guardia Nacional.

Ingresó a la Policía Federal en septiembre de 2009, es maestra en medicina forense y cuenta con 12 doctorados, de los cuales tres fueron en materia de reducación y reinserción social, investigación forense y ciencia de la conducta humana a nivel filosófico, y nueve más honoris causa.

Ha generado estudios en 34 diplomados, es autora de 28 libros y coautora de otros seis; además ha participado en la planeación de planes, programas, proyectos, y protocolos de actuación y ha desarrollado modelos homologados a nivel nacional que han generado la realización de nuevas competencias.

SU VISITA A ISRAEL

“Fue un momento maravilloso, un sueño, desde muy pequeña tenía una ilusión máxima por conocer Israel, había estudiado muchísimo sobre Israel, creo que podía llegar hasta con los ojos cerrados y conocerlo, tenía el mapa de Israel pero por alguna razón no se había dado la oportunidad”, recuerda Patricia Trujillo, coordinadora operativa de la Guardia Nacional, en entrevista exclusiva para Enlace Judío.

“Entonces, en el ámbito de ciberseguridad, fuimos invitados por la Agregaduría policial de Israel en nuestro país, y tuvimos la fortuna de conocer el gran desarrollo tecnológico, impresionante, que existe en Israel en esta materia y en otras muchas más, y poder visualizar las grandes capacidades que tienen.”

Dice que “lo que más llama la atención es que su extensión geográfica es pequeña pero su potencial es increíble. La capacidad de la gente, su profesionalismo, y sobre todo, la gran visión que tienen para poder encontrar los puntos clave para crecer, el trabajo en equipo, y el detectar a los líderes y apoyar a esos líderes para que surjan y lleven de la mano a otros, o sea, es un espíritu de cuerpo, es una sensación de armonía, es un cielo maravilloso, es extraordinario. Las ciudades, muy limpias, la gente, muy ordenada, muy respetuosa. Simplemente, único, Israel.”

Se le pregunta a la funcionaria federal qué representa Israel para ella; responde sin dudar:

“Espiritualidad, razón de ser, razón de vida, cambio, transformación y la ilusión más grande, una de mis ilusiones más grandes era estar en Israel (…). “Por mi educación, mis valores, por mi tradición cultural, por mi religión, estar en Israel era único….”

Luego, Trujillo hace un recuento de los sitios que visitó: la Vía Dolorosa, el Santo Sepulcro, Cafarnaúm, Galilea… pero el lugar del que guarda la impresión más indeleble es Magdala, “un sitio mexicano en Israel, con la presencia de Nuestra Señora de Guadalupe, y con ese toque tan especial que brinda la imagen de Magdalena y la imagen de Jesús, o sea, es impresionante…”

Volviendo a los asuntos profesionales que llevaron a la comisaria general a Israel, recuerda: “Desde que tengo la oportunidad de trabajar a nivel policiaco en el área federal, siempre hemos estado cercanos a lo que significa el ejercicio tan brillante que desarrolla su país (Israel) en esa materia. Entonces, desde siempre, de alguna manera u otra siempre hemos tenido la oportunidad de contactar y de estrechar vínculos para promover lo que es común a nivel internacional en el ámbito policiaco, que es proteger.

Sobre la presencia de policías israelíes en México y su trabajo de instrucción de las policías mexicanas, la funcionaria opina que “desde que tenemos la oportunidad de haber establecido esos lazos, nunca se ha perdido esa gran bendición, la participación de los israelíes dentro de nuestro país.”

También aprovecha para reconocer la ayuda que brindaron las Fuerzas de Defensa de Israel a México tras el terremoto del 19 de septiembre de 2019. “Estaban por celebrar el Año Nuevo, y hubo gente que estando en su trabajo, ni siquiera llegó a su casa, sin comer, sin ropa, y se subió al avión y vino a trabajar aquí de manera impresionante, y eso no hay palabras para poder expresar el agradecimiento, el profesionalismo y el amor al otro.”

LA INFLUENCIA DE LA BIBLIA

Pese a que Patricia Trujillo posee una sólida formación científica como médico cirujano, médico forense, criminalista y experta en readaptación y reinserción social, reconoce que para ella, la influencia de la Biblia es “Total. De hecho, hubo una especie de pausa antes de que ingresara a la Facultad de Medicina y no encontraba yo qué carrera estudiar porque me gustaban todas. Entonces, me había formado en el área biológica pero con formación técnica y estaba yo entre Ingeniería Bioquímica en Alimentos, Psicopedagogía o Médico, y consulté la Biblia y fue médico. Fue el mensaje que me mandó”.

Dice que el estudio de la Biblia la alertó sobre su capacidad de “curar, de sanar”, y reconoce la influencia de los diez mandamientos, pero también de las cartas de Pablo, del libro del Eclesiastés, de los Proverbios y, sobre todo, los Salmos.

A pregunta directa sobre cuál es su salmo favorito, la funcionaria pública responde: “El 27. ‘El Señor es mi luz y mi salvación. El señor es la defensa de mi vida. El señor es mi luz y mi salvación. ¿A quién temeré? ¿Quién me hará temblar?’ (…). Siempre me gusta mucho, y también cuando la batalla, la primera batalla, que San Miguel Arcángel dice: ‘¿Quién como Dios?’ Entonces, cuando alguien me pregunta ‘oye, ¿cómo haces para aguantar? ¿cómo haces para…?’ Pues Dios está conmigo. ¿A quién temeré? A nadie.

Todos los días escucho por lo menos siete salmos. Me encanta, la forma en la que el Rey David alababa a nuestro Señor, la forma en que el rey David le hablaba y recibía la capacidad, la fuerza y sobre todo el coraje para sacar adelante (a su pueblo). Me gusta mucho cuando Dios, por ejemplo, menciona a Moisés: ‘Yo estaré contigo’ (…) O sea, Dios siempre ha estado con nosotros y al principio nos hablaba cara a cara. Después nos habló a través de los profetas, en mi religión nos habla a través de Jesús, y hoy nos habla a través de la Biblia, e independientemente de la creencia que uno tenga, Dios siempre busca estar con nosotros, y no nos crea para que lo amemos, nos crea para amarnos.”

Ávida lectora de los textos religiosos, Trujillo afirma que la fe en Dios la mueve. La certeza de que “los planes que él tiene para nosotros son perfectos, pero a veces nos creemos un poquito más que él y queremos cuestionar sus planes o dudamos, o no luchamos. Nos dejamos llevar. Entonces todo ello se encuentra aquí. Y si alguien quiere encontrar un manual de cómo vivir, que lea Proverbios.”

 

Fuente: Enlace Judío