5 geniales maneras de combatir el calor en el verano israelí

Nadar en Hamat Gader. Foto de Yevgeny Botokovsky

Nadie necesita que le digan que el verano en Israel es caluroso. Pero el verano también es un momento de gran diversión en todo el país. Hay festivales y actividades en abundancia esperando ser disfrutadas.

Desde diversión en el agua hasta recorridos por túneles, caminatas en arroyos y rafting por ríos, disfrutar de un concierto para relajarse en la playa, realmente hay algo para todos.

NoCamels ofrece 5 formas geniales de combatir el calor.

Diversión en el agua

Natación, toboganes de agua, remo y rafting son opciones geniales para un caluroso día de verano. Diríjase a la playa: la hermosa costa de Israel tiene excelentes opciones de arena, mar y sol (las 13 playas de Tel Aviv tienen la etiqueta ecológica Bandera Azul).

O nade en una de las increíbles piscinas del país: desde la histórica Piscina Gordon en Tel Aviv, con vista al Mediterráneo, hasta la Piscina Secreta en Galilea, situada entre olivares, hay muchas opciones para elegir.

Si la natación no cumple con la adrenalina que estás buscando, hay más de 10 parques acuáticos salpicados alrededor de Israel para hacer precisamente eso. Otra diversión local de verano es salir a la naturaleza para disfrutar de un chapuzón en las fuentes naturales del país. O bien, intente una caminata de agua a través de un arroyo o cañón. Y no se olvide de hacer rafting por el río Jordán, se lo llama kayaking en Israel, pero estas no son las embarcaciones estrechas estándar impulsadas por un remo de doble hoja, sino más bien una balsa inflable.

Kfar Blum y Hagoshrim tienen que ver con esta acuática experiencia familiar. Aunque si prefieres hacer kayak de verdad, esa también es una opción. Puedes alquilar kayaks o tablas de paddle en las playas de todo el país. También hay kayak extremo en las grutas de Rosh Hanikra.

Rafting en Kfar Blum. Foto de Yossi Aloni.

Museos frescos

Entra para disfrutar de exhibiciones con aire acondicionado. Hay decenas de museos en todo el país repletos de exhibiciones sobre temas de arte, historia, patrimonio, ciencia, naturaleza, Holocausto, Judaica, arqueología y temas multidisciplinarios.

Desde el Museo de Israel en Jerusalén hasta el Museo de Arte de Tel Aviv y Madatech en Haifa, y todo lo demás, hay increíbles colecciones de artefactos locales e internacionales que esperan ser observados.

El Museo Steinhardt de Historia Natural. Foto de Itay Benit.

“Los museos son un valor agregado de enriquecimiento; no reemplazan la necesidad de estar al aire libre. Enriquecen aún más y permiten mentes jóvenes, y no solo mentes jóvenes. La característica principal de estos museos es que están allí para enriquecer y complementar la experiencia de lo que se hace al aire libre», dijo Gidon Bromberg, Director israelí de EcoPeace Medio Oriente, a NoCamels en un artículo sobre los museos de naturaleza del país.

Tomar helado

En verano, tomar helado es un pasatiempo favorito sin importar dónde se encuentre uno. En Israel, tomar helado se ha convertido en algo imperativo gracias al aumento de fabricantes de helados artesanales y gourmet.

Todavía puede encontrar vainilla y chocolate en las vitrinas, pero también hay chocolate blanco, pistacho, cannabis, crema agria-albaricoque, chocolate-sal marina, cardamomo y otros sabores extravagantes pero deliciosos.

Helados. Foto de Brooke Lark en Unsplash

«El helado en Israel es de muy buena calidad, mejora cada año y seguirá mejorando», dijo a NoCamels Itay Rogozinsky, chef glacier y propietario de la cadena de helados Vaniglia.

Festivales nocturnos

Para muchas personas es impensable asistir a un festival durante el día de agosto en Israel. Por eso hay tantas festividades nocturnas. El Festival de Jazz del Mar Rojo lleva a músicos de jazz y fanáticos de todo el mundo a Eilat a fines de agosto de cada año.

El Festival Noches de Amor de Cesárea y el Festival Noches de Amor del Kinneret presentan música local al Anfiteatro de Cesárea y en el Anfiteatro Beit Gavriel.

El Festival Anual del Vino en el Museo de Israel en Jerusalén puede ser uno de los festivales nocturnos más populares del mes. Incluye cuatro días de arte y los vinos líderes de Israel.

Una copa de vino. Foto de Kym Ellis en Unsplash

Si prefiere pasar de un viñedo a otro, hay otra fiesta del vino en Galilea, en hebreo, Bein Hacramim, que combina degustación de vinos y música.

También está el famoso Festival Klezmer en Tsfat. Los municipios también organizan conciertos nocturnos en lugares al aire libre alrededor de sus ciudades.

El cantante israelí Omer Adam estará en el Festival Klezmer en agosto de 2019. Foto de Sharon Revivo

Frescura subterránea

Israel es una tierra de cuevas. Y no hay mejor manera de combatir el calor que escapar del sol hacia la frescura de una cueva subterránea.

Quizás la más accesible es la Reserva Natural de la Cueva de Estalactitas, que es una experiencia «genial» en todos los sentidos. O bien, también puede ser arqueólogo por un día en la actividad de los Seminarios Arqueológicos: Excavar por un día, en la que puede excavar, tamizar y explorar un sistema de cuevas dentro del Parque Nacional Beit Guvrin.

Una excavación en Beit Guvrin. Cortesía

Para los más extremos entre nosotros, hay viajes de rappel / espeleología en las profundidades de las cuevas de sal naturales. Por supuesto, también puede disfrutar de la frescura subterránea con un recorrido por un túnel.

En Jerusalén, vaya bajo tierra a los túneles del Muro de los Lamentos debajo de la Ciudad Vieja o al túnel de Ezequías en la Ciudad de David.

Visitantes en los túneles de la antigua ciudad de David en Jerusalén, Israel, octubre de 2018. Foto de RPBMedia a través de Deposit Photos

Si estás en Ramla, dirígete a la Piscina de los Arcos para disfrutar de una experiencia en bote de remos en antiguas cisternas de agua.

 

Fuente: NoCamels
Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil