Empresa israelí ofrecerá filete cultivado en laboratorio para comensales ecológicos

Aleph Farms se convertirá en la primera compañía en haber desarrollado carne a partir de unas pocas células de vaca, evitando la matanza del animal; la compañía espera competir con los principales productores de carne del mundo dentro de 20 años

Comensales en algunos restaurantes de lujo pronto podrán probar carne de laboratorio, gracias a una startup israelí que busca aprovechar las preocupaciones de los consumidores sobre la salud, el medio ambiente y el bienestar animal.

Si bien las hamburguesas y el pollo cultivados en laboratorio ya están en desarrollo en todo el mundo, Aleph Farms de Israel afirma ser la primera compañía en desarrollar un filete de carne en un laboratorio y está en conversaciones con algunos restaurantes de alta gama en los Estados Unidos, Europa y Asia para ponerlo en el mercado en 2021.

Una empleada sostiene un recipiente con filete cultivado mientras trabaja en un laboratorio en Aleph Farms

Inicialmente, planea ofrecer un filete diminuto desarrollado a partir de una pequeña cantidad de células tomadas de una vaca, evitando la necesidad de sacrificar al animal en el proceso o de usar antibióticos que pueden ser dañinos para los carnívoros.

Aleph Farms espera tener su producto en un número limitado de menús de restaurantes desde 2021 en una fase de prueba, con el objetivo de un lanzamiento oficial en 2023, primero en restaurantes y luego en tiendas.

Su próximo producto será un filete grueso con «las propiedades que nos gustan y que todos conocemos», dijo Neta Lavon, vicepresidenta de investigación y desarrollo.

El logotipo de Aleph Farms en su oficina en Rehovot. Es una compañía israelí que produce carne de laboratorio a partir de células de vaca.

Una porción de su filete diminuto, una rebanada delgada de carne que se cocina muy rápido, actualmente cuesta alrededor de $ 50, pero Aleph Farms dice que espera reducir eso para 2021 a un monto ligeramente por encima de los precios actuales del filete en los restaurantes.

Eventualmente apunta a la producción en masa, bajando aún más el precio y haciendo que sus filetes sean viables para la venta en restaurantes de menor precio.

Didier Toubia, cofundador y director ejecutivo de Aleph Farms, dijo que la compañía tiene la ambición de ser uno de los tres principales productores de carne del mundo dentro de 20 años, desafiando a los líderes del mercado como Tyson Foods, que ha invertido en Future Meat Technologies, otra startup israelí que está desarrollando carne cultivada.

Toubia, sin embargo, no dio un objetivo de ingresos para su producto.

 Un chef prepara un plato que incluye un trozo de filete cultivado en laboratorio producido a partir de células de vaca por la compañía israelí Aleph Farms

Estableció la empresa en 2017 en asociación con Technion, el Instituto de Tecnología de Israel y la incubadora The Kitchen, del fabricante de alimentos Strauss Group. En mayo recaudó $ 12 millones de inversionistas, incluido Cargill (CARG.UL), y ahora ha recaudado $ 14 millones hasta la fecha.

La demanda de sustitutos tradicionales de la carne está creciendo y los analistas estiman que el mercado de carne de origen vegetal en los EE.UU., por ejemplo, podría valer $ 100 mil millones para 2035.

Según el investigador de mercado del Good Food Institute, el número de startups que producen carne desarrollada en laboratorio aumentó de cuatro a fines de 2016 a más de dos docenas el año pasado.

La startup holandesa Mosa Meat proyecta que el costo de producir una hamburguesa será de aproximadamente 9 euros ($ 10) una vez que la producción aumente.

 

Fuente: YnetNews
Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil