Yihadistas violan y lapidan – a muerte – a mujer cristiana en Siria

Grupos cristianos y de derechos humanos informaron durante la semana pasada que Suzan Der Kirkour, de 60 años, fue encontrada muerta cerca de su aldea, Al-Yaqoubiyeh.

Un combatiente islámico del grupo rebelde sirio Jabhat al-Nusra habla en un walkie-talkie mientras porta su arma en la primera línea de Al-Khazan de Khan Sheikhoun, en el norte de Idlib. (Foto: REUTERS)

Terroristas islámicos de la organización yihadista Jabhat al-Nusra mataron a una mujer cristiana armenia que vivía en la provincia siria de Idlib.

Grupos cristianos y de derechos humanos informaron durante la semana pasada que Suzan Der Kirkour, de 60 años, fue encontrada muerta cerca de su aldea, al-Yaqoubiyeh.

Según el sitio web de International Christian Concern (ICC por sus siglas en inglés de Preocupación Cristiana Internacional), “Una autopsia reveló que Suzan fue torturada y violada repetidamente durante un período estimado de nueve horas. Luego fue lapidada hasta la muerte».

La organización humanitaria cristiana francesa SOS Chrétien d’Orient, escribió que «su terrible experiencia cruel fue. Igual que la realidad… virgen a los sesenta años, murió bajo repetidos ataques de los yihadistas de al-Nusra».

“La autopsia revela que Suzan fue sometida a violaciones repetida desde la tarde del lunes (8) hasta la mañana del martes, solo unas horas antes de su descubrimiento. Como mártir, ella se une en el cielo a miles de hermanos cristianos, que murieron en el campo de la barbarie», agregó D’Orient de SOS Chrétien.

SOS Chrétiens d’Orient se describe a sí misma como una ONG no política que trabaja «en el corazón de las áreas seguras de Medio Oriente. Sus miembros, jóvenes y dinámicos, trabajan las 24 horas del día dando apoyo a los cristianos del Este, sean ortodoxos o católicos, proporcionando ayuda material concreta y humanitaria».

ICC escribió que Suzan trabajaba como jardinera y profesora de árabe. Después de su jubilación, fue voluntaria en la Iglesia Kneye Village «donde ayudó a jóvenes a obtener su bachillerato».

Feligreses de la Iglesia Kneye Village descubrieron el cuerpo de Suzan.

Claire Evans, Gerente Regional de ICC para Medio Oriente, dijo: «Suzan era un pilar en su comunidad. Su muerte prematura y la forma de su asesinato son horribles. Profundiza aún más la sombra que ha caído sobre los cristianos que han permanecido en Siria durante casi una década de conflicto violento. El estado de derecho, la justicia y la rendición de cuentas deben restaurarse en Siria. De lo contrario, somos testigos del lento pero feroz exterminio del cristianismo en un país donde ha existido durante más de 2.000 años».

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos escribió en su sitio web que “se enteró de que el cuerpo de una ciudadana de unos cincuenta y algo de años fue encontrado el martes 9 de julio de 2019, y luego se reveló que es una mujer cristiana… Su cuerpo fue encontrado con marcas de tortura y, según la medicina forense, la mujer había sido torturada durante aproximadamente 9 horas antes de ser apedreada por personas no identificadas».

La ICC señaló que «Se informa ampliamente entre los locales que los atacantes de Suzan eran miembros del grupo terrorista Jabhat al-Nusra, que mantiene una fuerte presencia en la gobernación de Idlib. Al-Yaqoubiyeh es una aldea cristiana, pero la mayoría de las mujeres se han ido debido a la violenta agresión de los terroristas. Algunos estiman que solo 18 mujeres, incluida Suzan, vivían en el pueblo».

 

Fuente: The Jerusalem Post
Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil