Expertos de Israel y Francia se reúnen en conferencia sobre innovación

El parlamento francés organizó una conferencia sobre la innovación israelí al servicio de la solidaridad social con la participación de expertos israelíes y franceses en campos de alta tecnología, startups, sociedad civil y las ong.

Personas sostienen banderas israelíes y francesas mientras participan en una manifestación que apoya a Israel el 27 de julio de 2014 en Marsella, sureste de Francia. (Foto: BORIS HORVAT / AFP)

PARIS – El parlamento francés organizó una conferencia sobre la innovación israelí al servicio de la solidaridad social que involucró a expertos israelíes y franceses en los campos de alta tecnología, startups, sociedad civil y las ONG que discutieron cómo la innovación y la investigación pueden aumentar la integración de grupos minoritarios en diferentes sectores de la industria.

“En 2008, cuando comenzamos con nuestra iniciativa, solo había 350 árabes israelíes trabajando en la industria de alta tecnología. Hoy hemos llegado a los 6.000. Todavía no es suficiente, pero los números siguen creciendo», dijo Smadar Nehab, cofundador de Tsofen High Technologies Centers.

Nehab trabajó durante muchos años como ingeniera principal en Israel y en California, pero el desafío de integrar a los jóvenes árabes israelíes en la industria de alta tecnología era algo a lo que ella no podía decirle que no. «Cuando llegué por primera vez a Nazaret, no había compañías de alta tecnología allí. Me reuní con muchos árabes israelíes, y todos me dijeron lo mismo; no creían que pudieran tener futuro en la industria israelí de alta tecnología».

«Junto con mi socio, decidimos abordar el problema desde el lado de las corporaciones. Nuestro enfoque es decirle a las corporaciones de las grandes empresas de TI: necesita más personas, más diversidad, más talentos, así que acuda a las minorías, que están buscando trabajo».

Nehab le dijo a The Jerusalem Post que el modelo que ella desarrolló podría implementarse también en otros lugares, y es por eso que asistió a la conferencia de París. “A juzgar por las reacciones en la conferencia, creo que hay muchas similitudes entre la situación aquí en Francia, con los inmigrantes del norte de África y otros refugiados, con lo que tenemos en Israel. Para muchos en Israel, pero también en Francia, la integración definitiva en la sociedad sería estudiar medicina. Les digo estudien alta tecnología, informática, ingeniería.

“Nuestro enfoque es muy pragmático. Identificamos y trabajamos con empresas que necesitan empleados calificados. Y es desde allí que comenzamos a ayudar a los jóvenes a escribir sus CV, manejar entrevistas, etc. Todo el proceso está diseñado para que al final del proceso haya un trabajo. Quizás también en Europa, este modelo podría ser adoptado».

«Hemos creado en Israel una sociedad dinámica y vibrante, un modelo de democracia y diversidad donde los ciudadanos israelíes, judíos y no judíos se unen, convirtiéndose en esta asociación única que es el éxito del estado de Israel», agregó el embajador Aliza Bin Noun, quien enfatizó que las sociedades civiles israelíes y francesas tienen mucho que aprender unas de otras, especialmente en el campo de la innovación.

De hecho, los participantes israelíes expusieron a sus homólogos franceses una variedad de iniciativas diseñadas para integrar a las minorías y personas con dificultades en el mercado laboral de alta tecnología. Los representantes del grupo Shekulo Tov presentaron su modus operandi de un proveedor de servicios que promueve el empleo de personas con discapacidades psicosociales al proporcionarles programas de capacitación y desarrollo de habilidades.

“Las iniciativas de la sociedad civil y las ONG no se tratan de pedir dinero al gobierno. Somos una industria que genera empleos y crea oportunidades», dijo Ophir Peleg, director ejecutivo y fundador de Social Export Israel.

Aurore Bergé, quien preside el grupo de amistad parlamentario Francia – Israel, también aclamó la conferencia. «El ya vasto campo de cooperación entre nuestros dos países podría implementarse en muchos más campos», dijo Bergé.

 

Fuente: The Jerusalem Post 
Traducción:
Consulado General H. de Israel en Guayaquil