Dulce acuerdo: startup de reducción de azúcar recauda $22 millones para llevar su producto al mercado

DouxMatok de Israel dice que es capaz de reducir la cantidad de azúcar en los alimentos en un 40% sin afectar el sabor, apuntando con precisión a nuestras papilas gustativas dulces

Chocolate producido con el azúcar de “precisión” de la startup israelí DouxMatok (Naomi Baniel)

DouxMatok, una empresa de tecnología de alimentos con sede de Petah Tikva, Israel, que dice que puede reducir los niveles de azúcar en los alimentos sin afectar su sabor, y dijo el miércoles que había recaudado $ 22 millones en una ronda de financiación de la serie B.

El dinero recaudado permitirá a la empresa pasar a la producción y ventas a gran escala, al comercializar su tecnología en Europa y América del Norte. La empresa también planea expandir su tecnología para incluir otros productos y sabores, como sal o vainilla, dijo el director ejecutivo y cofundador Eran Baniel en una entrevista telefónica.

La ronda de financiación fue dirigida por el fondo BlueRed Partners, con sede en Singapur, e incluye inversores estratégicos: la alemana Südzucker AG, la mayor compañía azucarera de Europa; Royal DSM, líder mundial en nutrición, salud y vida sostenible basada en la ciencia; y Singha Ventures, un fondo de riesgo corporativo de Singha Corporation, uno de los conglomerados de alimentos y bebidas más grandes de Tailandia.

El primer producto desarrollado por DouxMatok es una solución a base de azúcar que maximiza la eficiencia de la entrega de azúcar a las papilas gustativas dulces de la boca. Por lo tanto, los alimentos pueden contener un 40% menos de azúcar que cuando están hechos con las recetas originales, pero aun así brindan el mismo sabor dulce, textura y sensación, dijo la compañía en un comunicado.

 

Gelatina producida con el azúcar de “precisión” de la startup israelí DouxMatok (Naomi Baniel)

Siguiendo el ejemplo de las formas en que se administra la medicación a la parte correcta del cuerpo, DouxMatok diseña los granos de azúcar para que la mayor parte del sabor llegue a las papilas gustativas, donde se siente la dulzura, en contraste con el azúcar normal, donde el 80% del azúcar va directamente al estómago.

La tecnología DouxMatok cubre con moléculas de azúcar n un mineral sin sabor o una fibra o proteína que se hacen para este propósito, que según la compañía asegura que más azúcar se deposite en las papilas gustativas.

Según DouxMatok, los consumidores no pueden distinguir la diferencia entre el azúcar modificado y la real, diciendo que esto ha sido «probado de forma independiente y validado por paneles de terceros, así como por las principales compañías de alimentos».

«El nuevo producto es bajo en azúcar pero alto en fibra y proteínas», dijo Baniel. «En lugar de que azúcares accidentales vayan a receptores accidentales, hacemos grupos de moléculas de azúcar alrededor de un portador (las fibras o las proteínas), y cuando un portador como ese llega a un receptor, se hunde en el receptor y empuja el azúcar hacia el receptor por un tiempo.»

Esto genera dos efectos, dijo: mayor percepción de la dulzura y una dulzura constante, por lo que no terminas deseando más de la comida solo porque es baja en azúcar. «Es muy satisfactorio, de maravilloso sabor. Estamos diciendo que la primera consideración para la gente es el gusto”.

A medida que los consumidores se vuelven cada vez más conscientes del efecto perjudicial del azúcar y otros ingredientes en la salud y la obesidad, las compañías a nivel mundial están tratando de encontrar formas de satisfacer las necesidades de cosas dulces con alternativas más saludables.

Una barra de granola producida con el azúcar de “precisión” de la startup israelí DouxMatok (Naomi Baniel)

Israel se ha convertido en un centro global competitivo y atractivo para las tecnologías agrícolas y alimentarias, y figura entre los cinco principales países en cuanto a número de acuerdos de inversión, según Start-Up Nation Central, una organización sin fines de lucro que sigue a la industria tecnológica israelí.

Un emprendedor de 100 años de edad

La tecnología de DouxMatok está respaldada por 20 patentes otorgadas, y ha sido desarrollada durante más de seis años por un equipo multidisciplinario de científicos que se ocupan de las ciencias de los materiales, la química orgánica y verde, las ciencias sensoriales, la administración de medicamentos y la ciencia de los alimentos. El año pasado, la startup se unió a Südzucker de Alemania para comercializar su producto.

Eran Baniel, director ejecutivo y cofundador de la empresa israelí de tecnología alimenticia DouxMatok (Cortesía)

Participantes adicionales en la última ronda de financiamiento incluyeron a accionistas existentes: Pitango Venture Capital, Jerusalem Venture Partners (JVP), Food Lab Capital, así como a nuevos inversionistas financieros, incluidos btov Partners, OurCrowd y La Maison.

Los nuevos fondos “acelerarán la comercialización”, dijo Baniel. Fue cofundador de la firma en 2014 junto con su padre, el Prof. Avraham Baniel, con 95 años de edad en ese momento y con 100 años de edad ahora. El padre es un inventor que tiene 70 años de experiencia en investigación química y fue el director gerente del Centro Nacional de Investigación y Desarrollo de Productos Químicos de Israel durante casi 30 años.

El profesor Baniel, padre, se dio cuenta en 1944 de la necesidad de que «un poquito de azúcar recorra un largo camino», en la Palestina bajo el Mandato Británico, cuando todos los ingredientes esenciales, especialmente el azúcar, estaban racionados. Su vecino, un maestro de escuela primaria, dijo que a los niños en la escuela les era difícil concentrarse porque ansiaban azúcar. Eso hizo pensar a Baniel, quien entonces era un joven químico.

En 2009, trabajando desde su cocina, encontró una manera de crear un sistema de distribución de sabor para el azúcar, y demostró su concepto a los fabricantes de alimentos que confirmaron que la tecnología era buena y enfatizó la importancia de resolver dos de los problemas de salud más agudos en la industria de alimentos y bebidas, el azúcar y la sal, sin crear un mal sabor al tragar.

En 2014, con 95 años de edad, el profesor Baniel creó DouxMatok con su hijo Eran.

El Prof. Avraham Baniel, un inventor que a la edad de 95 años, en 2014, creó la startup israelí DouxMatok con su hijo, Eran (Cortesía)

Rechazando la crítica de que el azúcar es considerada tan dañina como el tabaco para la salud, Baniel, hijo, dijo en la entrevista con The Times of Israel que la ecuación es «demagógica».

«La naturaleza prospera con el azúcar», dijo, siendo los carbohidratos una fuente básica de energía. «No hay comparación entre los dos. Necesitamos azúcar para la energía, para la felicidad. Si privas a las personas de azúcar, probablemente tengas que administrarles antidepresivos».

Se espera que DouxMatok pronto complete la fabricación industrial de sus azúcares en Europa, conjuntamente con Südzucker, seguido de la comercialización en América del Norte, según el comunicado.

Paralelamente, DouxMatok ha iniciado una serie de colaboraciones con otras compañías de alimentos para «reformular productos populares» con su solución, dijo la firma. Se espera que cantidades comerciales iniciales del azúcar de DouxMatok estén disponibles en el último trimestre de 2019. El producto se dirigirá a los fabricantes de azúcar y alimentos a nivel mundial y no a los consumidores finales, dijo Baniel.

«La tarea de proporcionar una solución de reducción de azúcar no solo es importante para el consumidor, sino también para las corporaciones de alimentos que dependen del azúcar para crear los productos más vendidos del mundo», dijo Yishai Klein, socio gerente de BlueRed Partners. El fondo estará «apoyando al equipo de DouxMatok en la ampliación de su innovadora plataforma tecnológica a nivel mundial, la única que permite reducir el azúcar con azúcar».

La startup fue galardonada con el Premio de Innovación del Primer Ministro de Israel para 2018.

 

Fuente: The Times of Israel
Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil