La corrupción entre los principales miembros de la Autoridad Palestina

La ira se está acumulando en las calles palestinas de Cisjordania y la Franja de Gaza tras la revelación de un nuevo caso de corrupción en el que los salarios del primer ministro y los ministros aumentaron ilegalmente en un 67%.

El palacio presidencial de Abbas que, luego de una importante polémica la declaró en agosto del 2017 la Biblioteca Nacional. Foto: Ameen Rammal [CC BY-SA 4.0 (https://creativecommons.org/licenses/by-sa/4.0)]

Fuente: Jerusalem Center for Public Affairs

La ira se está acumulando en las calles palestinas de Cisjordania y la Franja de Gaza tras la revelación de un nuevo caso de corrupción en el que los salarios del primer ministro y los ministros aumentaron ilegalmente en un 67%.

El presidente de la AP, Mahmoud Abbas, aprobó estos aumentos. Las fuentes de Fatah dicen que este paso fue dado para comprar la lealtad y el silencio de los altos funcionarios de la Autoridad Palestina.

La calle palestina está hirviendo a raíz de un nuevo escándalo de corrupción descubierto entre los principales miembros de la Autoridad Palestina (AP) y relacionado con los salarios del primer ministro y los ministros en el gobierno de la Autoridad Palestina.

El nuevo incidente de corrupción fue revelado por un sitio anónimo llamado «Contra la marea» (Aks al-Tayyar en árabe). En junio de 2019 el sitio publicó varios documentos que muestran que los salarios del entonces primer ministro palestino, Rami Hamdallah, y de los ministros del gobierno se incrementaron dos años antes en un 67%, contrariando la ley palestina.

Según fuentes de Fatah, el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, autorizó personalmente los aumentos salariales para el primer ministro y sus ministros. El aumento fue autorizado en una sesión del gobierno de la Autoridad Palestina, y el primer ministro no se habría atrevido a aprobar esta resolución sin recibir la luz verde del presidente de la Autoridad Palestina.

De acuerdo con la resolución, los salarios del primer ministro y sus ministros aumentaron en $2000 al mes.

La decisión también se aplicó a la pensión mensual del ex primer ministro Rami Hamdallah y sus ex ministros.

Cuando el nuevo primer ministro, Muhammad Shtayyeh, asumió su cargo en marzo de 2019, no anuló la resolución, a pesar de su política declarada de «ajustarse el cinturón» y hacer recortes en las instituciones gubernamentales para enfrentar la grave crisis financiera de la Autoridad Palestina. Esta crisis fue causada por una reducción de la ayuda de Estados Unidos y la negativa de la Autoridad Palestina a aceptar fondos fiscales de Israel, que constituyen 70% de su presupuesto. Abbas rechazó los pagos israelíes totales porque a estos se les dedujo la suma [compensatoria mensual] otorgada a las familias de shahids (terroristas suicidas) y terroristas encarcelados.

El movimiento más llamativo de Muhammad Shtayyeh fue aprobar una resolución gubernamental para que los ministros no compraran autos nuevos.

Tras la exposición del ilícito, el enviado de la ONU Nickolay Mladenov criticó duramente la Autoridad Palestina. Habló con el primer ministro de la Autoridad Palestina, Muhammad Shtayyeh, y le pidió que cancelara completamente el aumento y que ordenara una investigación del caso.

La agencia de noticias palestina Maan informó el 7 de junio de 2019 que Shtayyeh declaró que su gobierno cambiaría la resolución que aumentaba el salario mensual de los ministros en $2000 por mes. Sin embargo, no se hizo nada.

La tormenta en la calle palestina en Cisjordania y Gaza continúa. Se ha convertido en un tema cotidiano de conversación, y la ira debido a la corrupción de los líderes de la Autoridad Palestina está aumentando.

El gobierno de la Autoridad Palestina recortó los salarios de los empleados de la AP en marzo de 2019 en 40%, mientras que el primer ministro y sus ministros recibieron el aumento de $ 2000 en sus propios salarios.

Las fuentes principales de Fatah dicen que la revelación del episodio no molesta a Mahmoud Abbas. Confía en Shtayyeh, economista de profesión, para limpiar hábilmente el asunto y sacarlo de la agenda pública.

Las fuentes de Fatah dicen que así es como Abbas y sus dos hijos han adquirido la lealtad de los altos funcionarios de Fatah y su silencio en relación a la corrupción.

El primer ministro Shtayyeh dijo en junio de 2019 que la Autoridad Palestina necesitaba tomar préstamos bancarios para enfrentar su gran crisis financiera.

En una entrevista para The New York Times el 5 de junio de 2019, Shtayyeh declaró: «La Autoridad Palestina está colapsando debido a su crisis financiera y pronto comenzará a enviar a los agentes de seguridad de regreso a sus casas».

La Autoridad Palestina quiere que los países árabes apliquen las resoluciones de la cumbre árabe y le otorguen una red de seguridad económica de $100 millones para lidiar con el «Acuerdo del Siglo» del presidente Trump. Sin embargo, los países árabes no tienen prisa por poner en práctica esta resolución. Los servicios de inteligencia de estos países reconocen la corrupción y el hedonismo de los altos funcionarios de la Autoridad Palestina y les preocupa que los fondos proporcionados a las arcas de la AP no se utilicen realmente para ayudar a los residentes de Cisjordania y Gaza.

Lo que Shtayyeh tenía que hacer era cancelar inmediatamente el generoso aumento de $ 2000 a cada miembro del gobierno de la Autoridad Palestina y ofrecer un ejemplo personal a los residentes de los territorios al «apretarse el cinturón». Sin embargo, está dando largas a la decisión y teme los conflictos con el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, quien es el principal responsable de lo que le sucede a los líderes de la AP.

 

Fuente: Aurora Digital