Mini-Ciudad dentro de Tel Aviv pone a prueba tecnología avanzada para ‘Ciudades del Futuro’

Una representación del Parque Atidim donde se encuentra el laboratorio vivo de CityZone. Foto vía CityZone

Han pasado cinco años desde que Tel Aviv fue coronada como la “Ciudad más Inteligente del Mundo” en el Congreso Mundial Smart City Expo en Barcelona, España en 2014, superando en la competencia a 250 lugares como Londres, Nueva York y Ámsterdam. Desde entonces, parece que convirtió en una misión personal de la ciudad el mantener su fama, impulsando esfuerzos de iniciativas digitales y transformación inteligente que sirven como modelo para otros municipios.

Una de estas iniciativas, que hasta ahora se había mantenido en secreto, es el proyecto CityZone de Tel Aviv, una mini ciudad dentro de la ciudad en el parque de alta tecnología Atidim de 20 acres donde se examinan y prueban soluciones tecnológicas avanzadas para proyectos de ciudades inteligentes. El plan se ejecuta en colaboración entre Atidim, el municipio de Tel Aviv y la Universidad de Tel Aviv.

CityZone se describe como un “laboratorio viviente” para estas soluciones tecnológicas en un sitio ideal: el parque de alta tecnología Atidim es el hogar de unas 100 empresas de alta tecnología y otros negocios e incluye grandes áreas abiertas para parques, parqueos y estacionamientos subterráneos, un gimnasio, una guardería, una sinagoga y un hospital que se completará pronto. Miles de personas trabajan en el área todos los días, haciendo uso de recursos como agua, electricidad, recolección de basura y, por supuesto, estacionamiento.

“Es un microcosmos de una ciudad”, dijo CityZone en un comunicado la semana pasada antes de la inauguración oficial de sus oficinas y laboratorio en una ceremonia a la que asistió el alcalde de Tel Aviv, Ron Huldai, el presidente de la Universidad de Tel Aviv, Joseph Klafter, el gerente general de Atidim Park, Aviv Sagi Niv y el Gerente de CityZone Gaby Kaminsky.

Las oficinas de CityZone en el Parque Atidim. Foto de Omer Hacohen

El evento también atrajo a los socios corporativos de CityZone, entre ellos la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi y las tecnologías de Dell, administradores de fondos de capital de riesgo y representantes de startups.

“El propósito de este laboratorio es comprender mejor el futuro de la ciudad, los desafíos a los que se enfrentará, cómo debemos abordarlos y cómo promover soluciones tecnológicas para ciudades inteligentes”, dijo Kaminsky en la reunión.

El Parque Atidim, explicó Niz, representa un “ecosistema único que conecta a personas, empresas y sectores: municipales, académicos y privados”.

Hablando con NoCamels a fines del año pasado, Kaminsky dijo que el proyecto comenzó cuando la ciudad de Tel Aviv se dio cuenta de que necesitaba un espacio “para probar tecnología y proyectos”.

Hasta noviembre de 2017, cuando se creó CityZone, “Tel Aviv estaba realizando pruebas en toda la ciudad y era esporádico y no constante. “Quería un centro, un lugar donde tuviera la capacidad y la flexibilidad para probar la tecnología que aún no haya obtenido la aprobación regulatoria”, le dice Kaminsky a NoCamels.

Ciudad Inteligente Tel Aviv. Foto de Kfir Bolotin

“Aquí en CityZone, estamos probando la tecnología antes de que se implemente en toda la ciudad, de proyectos relacionados con sensores, cámaras, comunicaciones e infraestructura”, explica.

El proyecto ha generado “una gran cantidad de datos de usuarios”, dice, para los cuales el primer cliente fue el Municipio de Tel Aviv, pero los investigadores y científicos enfocados en áreas urbanas, transporte y tecnología de ciudades inteligentes también están obteniendo acceso más lentamente.

El martes, CityZone anunció oficialmente el lanzamiento de su programa de startups, una iniciativa de año completo que ofrecerá a los empresarios espacios de trabajo subsidiados en Atidim, tutoría de los departamentos pertinentes en el municipio de Tel Aviv y acceso a datos reales en tiempo real, lo que Kaminsky dice es de “verdadero valor para las startups en etapa inicial”, ya que ayudará con el desarrollo de productos o servicios.

CityZone, dice Kaminsky, no pedirá acciones ni invertirá dinero en las startups participantes.

El valor aquí es que “las startups pueden desarrollar algo e incluso llegar a una prueba pagada con el Municipio de Tel Aviv”, dice.

Tel Aviv. Foto de Ted Eytan via Flickr

Kaminsky dice que CityZone espera albergar hasta 15 startups, la mayoría en su etapa inicial, “y tal vez incluso recurrir a emprendedores con ideas que aún ni saben que son una startup”.
Hasta ahora, se han seleccionado tres startups y un proyecto después de un cuidadoso proceso de investigación. Son: EdgeCase, una startup fundada en 2017 con oficinas en Israel y los Estados Unidos que desarrolló una plataforma de datos sintéticos basada en IA para el etiquetado de datos (datos de capacitación para aprendizaje automático); Moodify, una startup basada en Cesárea también fundada en 2017, desarrolló un sistema de carros empáticos que ” sienten” y responde a las necesidades de los conductores; Trailze, una empresa premiada de Tel Aviv que desarrolló una aplicación móvil para hacer que la navegación y la orientación al aire libre sean accesibles y gratuitas; y una iniciativa llamada “La ayuda está en camino” (Ezra Baderech en hebreo) que conecta a los residentes ancianos con voluntarios que pueden brindar asistencia por demanda. El servicio comenzó en Tel Aviv y se expandió a Jerusalén, Lod y Beersheba.

Liora Shechter, directora de información (CIO) de la Municipalidad de Tel Aviv, dijo en la reunión que atender las necesidades de la población anciana era uno de los mayores desafíos de la ciudad. Añadió que también se están buscando soluciones adicionales para monitorear incidentes de seguridad o situaciones importantes de salud en cientos de cámaras de la ciudad, además de fomentar los servicios de transporte compartido y autónomo o Movilidad como Servicio (MaaS por sus siglas en inglés) y el desarrollo de sistemas de ciberseguridad para ciudades inteligentes.

El alcalde de Tel Aviv, Huldai, enfatizó (correctamente, ante cualquiera que haya estado en la ciudad) que el tema del transporte era una prioridad y desafió a los empresarios a desarrollar soluciones que conduzcan a una disminución del uso de automóviles privados.

(Ya se está preparando un piloto inicial para esta gran hazaña. El gigante automotriz alemán Volkswagen y la israelí Mobileye, la empresa de sistemas avanzados de asistencia al conductor adquirida por Intel en 2017, anunciaron a fines del año pasado que unirán fuerzas para desplegar en Tel Aviv el primer servicio de viajes compartidos con autónomo y eléctrico de Israel, en los próximos meses.)

Mientras tanto, la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi está estableciendo un centro de innovación en el Parque Atidim en asociación con CityZone y será un participante importante en el laboratorio viviente.

Antoine Basseville, director de Alliance Innovation Lab Tel Aviv, dijo que “unirse a CityZone fue un paso natural para Renault-Nissan-Mitsubishi como una parte clave del ecosistema local de innovación”.

La asociación estratégica franco-japonesa de gigantes automovilísticos colaborará con startups relevantes para proyectos como productos comerciales para plataformas en vehículos y sistemas de comunicaciones para vehículos, dijo Kaminsky.

CityZone también cuenta con socios municipales internacionales, incluida la ciudad de Berlín, con los que compartirá datos y soluciones piloto para los desafíos urbanos, y donde las nuevas empresas pueden probar prototipos en ambos ecosistemas.

Kaminsky le dice a NoCamels que CityZone está “buscando soluciones que se apliquen a todas las ciudades, no solo a Tel Aviv”, y apunta a una red internacional de laboratorios vivientes que se convertirá en un “ecosistema integral para ciudades inteligentes”.

 

Fuente: NoCamels
Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil