¿Una cura para el cáncer? Científicos israelíes dicen que creen haber encontrado una

«Creemos que ofreceremos en un año una cura completa para el cáncer»

Células cancerígenas [ilustación]. (Foto: PIXABAY)

Un pequeño equipo de científicos israelíes cree que podría haber encontrado la primera cura completa para el cáncer.

«Creemos que ofreceremos en un año una cura completa para el cáncer», dijo Dan Aridor acerca de un nuevo tratamiento que está desarrollando su compañía, Accelerated Evolution Biotechnologies Ltd. (AEBi), que se fundó en 2000 en la incubadora ITEK en el Parque Científico Weizmann. AEBi desarrolló la plataforma SoAP, que proporciona pistas funcionales a objetivos muy difíciles.

«Nuestra cura para el cáncer será efectiva desde el primer día, durará unas pocas semanas y tendrá efectos secundarios mínimos o ninguno a un costo mucho más bajo que la mayoría de los otros tratamientos en el mercado», dijo Aridor. «Nuestra solución será tanto genérica como personal».

Dr. Ilan Moran (Cortesía)

Suena fantástico, especialmente si se considera que cada año se diagnostican 18,1 millones de casos nuevos de cáncer en todo el mundo, según los informes de la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer. Además, cada sexta muerte en el mundo se debe al cáncer, lo que la convierte en la segunda causa de muerte (después de la enfermedad cardiovascular).

Aridor, presidente de la junta de AEBi y el director ejecutivo, Dr. Ilan Morad, dicen que su tratamiento, al que llaman MuTaTo (toxina multiobjetivo por sus primeras sílabas en inglés), está esencialmente en la escala de un antibiótico para el cáncer, una tecnología de interrupción del más alto nivel.

El fármaco contra el cáncer que podría, potencialmente, ser un cambio de rumbo, se basa en la tecnología SoAP, que pertenece al grupo de tecnologías de visualización de fagos. Implica la introducción de codificación de ADN para una proteína, como un anticuerpo, en un bacteriófago, un virus que infecta las bacterias. Esa proteína luego se muestra en la superficie del fago. Los investigadores pueden usar estos fagos que muestran proteínas para detectar interacciones con otras proteínas, secuencias de ADN y moléculas pequeñas.

En 2018, un equipo de científicos ganó el Premio Nobel por su trabajo en la visualización de fagos en la evolución dirigida de nuevas proteínas, en particular, para la producción de terapias de anticuerpos.

AEBi está haciendo algo similar pero con péptidos, compuestos de dos o más aminoácidos unidos en una cadena. Según Morad, los péptidos tienen varias ventajas sobre los anticuerpos, incluyendo que son más pequeños, más baratos y más fáciles de producir y regular.

Cuando la empresa comenzó, Morad dijo «estábamos haciendo lo que todos los demás estaban haciendo, tratando de descubrir novedosos péptidos individuales para cánceres específicos». Pero poco después, Morad y su colega, el Dr. Hanan Itzhaki, decidieron que querían hacer algo más grande.

Para comenzar, Morad dijo que tenían que identificar por qué otros medicamentos y tratamientos que matan el cáncer no funcionan o finalmente fracasan. Entonces, encontraron una manera de contrarrestar ese efecto.

Para empezar, la mayoría de los medicamentos contra el cáncer atacan a un objetivo específico en o en la célula cancerosa, explicó. Inhibir el objetivo generalmente afecta una ruta fisiológica que promueve el cáncer. Las mutaciones en los objetivos, o en sentido descendente en sus vías fisiológicas, podrían hacer que los objetivos no sean relevantes para la naturaleza del cáncer de la célula y, por lo tanto, el fármaco que la ataca se vuelve ineficaz.

En contraste, MuTaTo utiliza una combinación de varios péptidos dirigidos al cáncer para cada célula cancerosa al mismo tiempo, combinada con una fuerte toxina peptídica que mataría específicamente las células cancerosas. Al usar al menos tres péptidos dirigidos en la misma estructura con una toxina fuerte, Morad dijo «nos aseguramos de que el tratamiento no se vea afectado por las mutaciones; las células cancerosas pueden mutar de tal manera que el cáncer deseche los receptores dirigidos”.

«La probabilidad de tener múltiples mutaciones que modificarían todos los receptores dirigidos simultáneamente disminuye dramáticamente con el número de objetivos utilizados», continuó Morad. «En lugar de atacar los receptores uno a la vez, atacamos los receptores tres a la vez; ni siquiera el cáncer puede mutar tres receptores al mismo tiempo».

Además, muchas células cancerosas activan los mecanismos de desintoxicación cuando se encuentran en el estrés de las drogas. Las células bombean los medicamentos o los modifican para que no funcionen. Pero Morad dijo que la desintoxicación lleva tiempo. Cuando la toxina es fuerte, tiene una alta probabilidad de matar la célula cancerosa antes de que ocurra la desintoxicación, que es lo que él está apostando.

Muchos tratamientos anticancerígenos citotóxicos apuntan a células de rápido crecimiento. Pero las células madre del cáncer no son de rápido crecimiento, y pueden escapar de estos tratamientos. Luego, cuando termina el tratamiento, pueden volver a generar cáncer.

«Si no aniquila completamente el cáncer, las células restantes pueden comenzar a tener mutaciones nuevamente, y luego el cáncer regresa, pero esta vez es resistente a los medicamentos», dijo Morad.

Explicó que debido a que las células cancerosas nacen de mutaciones que ocurren en las células madre cancerosas, la mayoría de las proteínas sobre expresadas que son blanco en la célula cancerosa existen en las células madre cancerosas. El ataque de múltiples objetivos de MuTaTo garantiza que también serán destruidas.

Finalmente, algunos tumores de cáncer erigen escudos que crean problemas de acceso a moléculas grandes, como los anticuerpos. MuTaTo actúa como un pulpo o un pedazo de espagueti y puede colarse en lugares donde otras moléculas grandes no pueden alcanzar. Morad dijo que las partes peptídicas de MuTaTo son muy pequeñas (12 aminoácidos de largo) y carecen de una estructura rígida.

«Esto debería hacer que la molécula completa sea no inmunogénica en la mayoría de los casos y permitiría la administración repetida del medicamento», dijo.

Morad dijo que su descubrimiento también podría reducir los efectos secundarios enfermizos de la mayoría de los tratamientos contra el cáncer, que se derivan de los tratamientos farmacológicos que interactúan con objetivos equivocados o adicionales, o en los objetivos correctos pero en células no cancerosas. Dijo que el hecho de que MuTaTo tenga una combinación de varios péptidos altamente específicos contra el cáncer en una estructura para cada tipo de célula cancerosa, aumentaría la especificidad a la célula cancerosa debido al efecto de avidez. Además, en la mayoría de los casos, las células no cancerosas que tienen una proteína en común con las células cancerosas no la sobre expresan.

«Esto hace una gran diferencia entre los dos tipos de células y debería disminuir los efectos secundarios dramáticamente», dijo Morad.

Comparó el concepto de MuTaTo con el triple cóctel de fármacos que ha ayudado a cambiar el SIDA de ser una sentencia de muerte automática a una enfermedad crónica, pero a menudo manejable.

Hoy en día, los pacientes con SIDA toman inhibidores de proteasa en combinación con otros dos medicamentos llamados inhibidores de transcriptasa inversa. La combinación de medicamentos interrumpe el VIH en diferentes etapas de su replicación, restringe una enzima crucial para una etapa temprana de la duplicación del VIH y retiene otra enzima que funciona cerca del final del proceso de replicación del VIH.

«Solíamos dar varios medicamentos a los pacientes con SIDA, pero los administrábamos de uno en uno», explicó Morad. “Durante el curso del tratamiento, el virus mutaba y el SIDA comenzaba a atacar nuevamente. Solo cuando los pacientes comenzaron a usar un cóctel, pudieron detener la enfermedad”.

Ahora, dijo, las personas con SIDA son portadoras del VIH, pero ya no están enfermas.

El tratamiento del cáncer de MuTaTo eventualmente será personalizado. Cada paciente proporcionará una parte de su biopsia al laboratorio, que luego la analizará para saber qué receptores están sobre expresados. Entonces se administraría al individuo exactamente el cóctel de moléculas necesario para curar su enfermedad.

Sin embargo, a diferencia del caso del SIDA, donde los pacientes deben tomar el cóctel a lo largo de sus vidas, en el caso de MuTaTo, las células moriríany el paciente probablemente podría suspender el tratamiento luego de unas pocas semanas.

La empresa ahora está escribiendo patentes sobre péptidos específicos, que serán un gran banco de objetivos de péptidos de toxinas de propiedad total y difíciles de romper, dijo Aridor.

Morad dijo que hasta ahora, la compañía ha concluido su primer experimento exploratorio con ratones, que inhibió el crecimiento de células cancerosas humanas y no tuvo ningún efecto en las células de ratones sanos, además de varios ensayos in vitro. AEBi está a punto de comenzar una ronda de ensayos clínicos que podrían completarse en unos pocos años y pondrían a disposición el tratamiento en casos específicos.

Aridor agregó: «Nuestros resultados son consistentes y repetibles».

 

Fuente: The Jerusalem Post
Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil