Empresa de válvula de corazón de China consigue al fabricante israelí de dispositivos médicos Keystone Heart

El startup basado en Cesárea desarrolla y fabrica dispositivos que reducen el riesgo de lesiones cerebrales después de procedimientos cardiovasculares

Una ilustración de cómo funciona el dispositivo TriGUARD 3, desarrollado por la
empresa de Cesárea, Israel, Keystone Heart Ltd.

Un desarrollador chino de válvulas cardíacas, Venus Medtech (Hangzhou) Inc., dijo el miércoles que ha firmado un acuerdo para comprar Keystone Heart Ltd., la empresa de dispositivos médicos con sede en Cesárea, Israel. No se revelaron detalles financieros.

Keystone desarrolla y fabrica dispositivos médicos para reducir el riesgo de lesiones cerebrales después de procedimientos cardiovasculares, como reemplazo de válvula aórtica transcatéter (TAVR por sus siglas en inglés), reemplazo de válvula quirúrgica o ablación de fibrilación arterial.

Durante estos procedimientos cardiovasculares, los desechos de la válvula aórtica, que ascienden por la aorta y otras fuentes, pueden embolizar y causar infarto cerebral. Las lesiones cerebrales embolicas resultantes de estos procedimientos pueden conducir a resultados potencialmente devastadores, como accidente cerebrovascular, demencia y deterioro cognitivo.

 

El dispositivo de Keystone ayuda a proteger el cerebro de estas embolias.

La adquisición otorgará a Venus Medtech los derechos internacionales de TriGUARD 3 de KeyGridge, su primer dispositivo de protección embolica cerebral, que tiene como objetivo proporcionar una cobertura completa de todas las regiones del cerebro para los pacientes sometidos a procedimientos cardíacos.

El dispositivo se inserta a través de un catéter y tiene forma para encajar en el arco aórtico. Una malla polimérica, una estructura en forma de red, está diseñada para proteger de los desechos a las tres arterias principales que suministran sangre al cerebro, y se retira después del procedimiento.

“Para nosotros es de suma importancia que nuestros dispositivos mejoren la calidad de vida de los pacientes que los reciben”, dijo Eric Zi, cofundador y director ejecutivo de Venus Medtech en un comunicado conjunto publicado por las compañías el martes. “Nuestros sistemas de válvulas cardíacas transcatéter ofrecen a los pacientes soporte para salvar vidas: la adquisición de Keystone Heart nos brinda la oportunidad no solo de reducir el riesgo de lesiones cerebrales durante los procedimientos cardíacos sino que establece nuestra presencia en EE.UU. y EMEA (Europa, Oriente Medio y África por sus siglas en inglés) a través de la cual podemos presentar toda nuestra cartera de productos”.

Keystone está actualmente inscribiendo pacientes para un ensayo clínico en los EE.UU. para evaluar TriGUARD 3, y anticipa la finalización de la inscripción en la primera parte del primer trimestre de 2019 y una revisión de la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. en el primer semestre de 2019. La aprobación reguladora de la UE, la marca CE, se espera para fines de este año, informa el comunicado.

“Brindar protección cerebral a cada paciente con TAVR diferenciará a Venus Medtech y los posicionará como líderes en terapias cardiacas estructurales”, dijo Chris Richardson, presidente y director ejecutivo de Keystone Heart. “Esta asociación nos brinda la oportunidad única de mejorar las vidas de los pacientes que se someten a procedimientos cardíacos estructurales con protección embolica cerebral y la capacidad de traer nuevas terapias de vanguardia a EE.UU. y EMEA”.

Se espera que la fusión se cierre en el cuarto trimestre de 2018, dijeron las compañías.

Fundada en 2004, la startup ha recaudado unos $ 14 millones hasta la fecha, según datos compilados por Start-Up Nation Central.

 

Fuente: The Times of Israel