Flytrex de Israel está operando drones que llevan hamburguesas y cervezas a hambrientos golfistas estadounidenses

Entrega a domicilio de Flytrex en dron sobre el campo de golf King’s Walk. Cortesía

Una ronda de golf promedio toma alrededor de cuatro horas para que cuatro golfistas jueguen 18 hoyos. Es un montón de tiempo para que los golfistas estén afuera, desafiando al sol y al calor, y rezando para que el carrito de la comida llegue.

El campo de golf King’s Walk, en las afueras de Grand Forks, Dakota del Norte, propuso una solución que lleva la comodidad del consumidor al siguiente nivel, logrando, literalmente, que la comida y la bebida caigan del cielo donde los clientes estén en el campo.

King’s Walk se asoció con la empresa israelí de logística de drones Flytrex, que se especializa en entregas de alimentos y bienes de consumo a través de sistemas de drones, y con EASE Drones, el proveedor estadounidense de servicios de drones, para lanzar el primer sistema de entrega en campos de golf en los EE.UU.

Flytrex entregará alimentos y bebidas del restaurante de King Walk’s, Eagles Crest Grill, que se bajarán a los clientes en lugares específicos a medida que juegan sus rondas.

El director ejecutivo y cofundador de Flytrex, Yariv Bash, le dice a NoCamels que la compañía “fue abordada por la Corporación de Desarrollo Económico de la Región de Grand Forks para realizar nuestras entregas de drones.”

“Es un buen complemento para la casa club”, dice, refiriéndose al restaurante ubicado en los hoyos 9 y 18 del campo de golf de 18 hoyos, donde los golfistas suelen comer después de un juego. Si no comen en el restaurante en sí, explica Bash, están esperando que el único carrito de golf que recorre el campo haga entregas a todos los golfistas que hayan hecho su pedido con anticipación.

El nuevo servicio reducirá el tiempo de espera y probablemente hará más felices a los golfistas. “Puedes conseguir lo que necesites en unos minutos”, dice Bash.

Para utilizar el nuevo servicio, los golfistas solo necesitan abrir la aplicación de pedidos ‘Flytrex Golf’ y seleccionar los artículos de comida y bebida que desean pedir para la entrega. Después de elegir desde sitios de entrega cercanos aprobados previamente, los golfistas pueden hacer su pedido y obtener una confirmación. El restaurante recibe el pedido, lo empaca y lo pasa a un técnico de Flytrex que lo carga en un dron.

“El personal ya no necesitará operar un engorroso método de ruta de entrega para llevar a los clientes alimentos y bebidas”, dijo Flytrex en un comunicado, “La aplicación del teléfono le proporciona al cliente el estado actual del pedido en tiempo real. El dron llega al punto de entrega y permanece en el aire, esperando la confirmación de que el cliente está en el punto cercano. Una vez confirmado, el dron baja la orden por cable al suelo, utilizando el sistema de caída de cable ‘InAir’ de Flytrex para garantizar la máxima seguridad.

Aunque el servicio todavía está en fase de prueba, con la exitosa prueba piloto de un día completado en agosto, está programado para estrenarse oficialmente “a fines de este mes”, dice Bash.

El servicio de entrega de drones cumple con la legislación existente, Bash confirma a NoCamels, citando la Parte 107 de las reglas de la FAA para operaciones de aeronaves no tripuladas (UAS por sus siglas en inglés), que cubre las normas para una amplia gama de usos comerciales y gubernamentales para drones que pesen menos de 55 libras.

La FAA ha estado trabajando con la NASA (Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio) para desarrollar un sistema universal de gestión de tráfico aéreo para drones que solo se completará en 2020.

Las empresas de drones han estado ansiosas por acceder al mercado de los EE.UU. ya que EE.UU. ha flexibilizado las regulaciones, lo que les ha permitido tener más libertad para experimentar con sus sistemas no tripulados en todo el país. Estados Unidos ha establecido 10 zonas reguladas para que las empresas prueben los servicios aéreos. Esas zonas incluyen Raleigh, Carolina del Norte; San Diego, California; Reno, Nevada; Durant, Oklahoma (Nación Choctaw de Oklahoma); Topeka, Kansas; y Memphis, Tennessee.

Este es el primero de muchos proyectos que Flytrex está planeando en los EE.UU., dijo la compañía. En mayo, la empresa israelí fue seleccionada para participar en el Programa Piloto de Integración del Sistema de Aeronaves no Tripuladas (UAS) establecido por la Administración Federal de Aviación (FAA) para ampliar las pruebas de operaciones comerciales de drones, junto con compañías como Google e Intel, lo que les permitió “asociarse con entidades del sector privado, como operadores o fabricantes de UAS, para acelerar la integración segura de UAS”, dijo la FAA, en las 10 zonas reguladas.

Aunque fue aceptada para el programa piloto, Bash le dice a NoCamels que la compañía continúa finalizando los detalles con la FAA y que Flytrex debería estar operando drones oficialmente en Estados Unidos “para fin de año”.

“Estamos contentos de que la entrega a domicilio avance en los EE.UU.”, dice, “Estamos entusiasmados de formar parte del programa piloto de la FAA. Sabemos que dará forma al futuro de la entrega comercial en drones”.

Expansión en Islandia

Flytrex ha dicho que puede administrar las entregas de drones en menos de cinco minutos a algunas de las ubicaciones más remotas. Uno de sus proyectos más exitosos hasta la fecha es el lanzamiento de su servicio de entrega con drones en Reikiavik, la capital de Islandia, donde desde el año pasado Flytrex está trabajando con AHA, una de las mayores compañías de comercio electrónico del país como parte de una prueba limitada. Actualmente, solo le toma a un dron Flytrex aproximadamente cuatro minutos y medio para viajar dos millas desde el almacén de AHA a un lugar designado en toda la ciudad, que incluye áreas residenciales y patios traseros.

Actualmente, AHA vuela 13 rutas alrededor de Reikiavik utilizando el dron Matrice 600 Pro, pero Bash dice que para fines de año, el dron podrá volar a al menos a 14 puntos en toda la ciudad. Aunque el clima probablemente sea complicado en este momento, dice, la compañía ha recibido aprobación para expandir sus lugares de entrega.

Los drones Matrice 600 pueden completar aproximadamente 20 entregas por día, pero se espera que el número aumente sustancialmente, a más de 100, dijo Bash a NoCamels en julio.

El sistema cambia la vida, dijo, “como pasar de Nokia a iPhone”.

Flytrex, que proporciona administración de entrega de drones a través de la nube, pero no construye drones reales, planea incorporar más hardware como parte del programa durante los próximos dos años. Bash dice que la misma tecnología utilizada en Islandia también se usa en el campo de golf de Dakota del Norte y que el sistema es extremadamente “ágil” con parámetros fácilmente ajustables en el marco.

Bash fundó Flytrex en 2013 con su socio comercial Amit Regev, compañero de piso de Bash mientras trabajaba para SpaceIL.

Esa startup israelí, cofundada en 2010 con Kfir Damari y Yonatan Weintraub, también está teniendo un gran año. La compañía ha anunciado recientemente planes para lanzar una nave espacial a la Luna antes de diciembre y alunizar en febrero de 2019. Si sucede, Israel se convertirá en el cuarto país del mundo en completar un alunizaje controlado.