Renault-Nissan-Mitsubishi considera que la tecnología israelí es la clave del futuro de los automóviles

Alliance Ventures, el brazo de inversiones de riesgo, decide invertir una cantidad no revelada en el fondo de inversiones de riesgo israelí Maniv Mobility centrado en la tecnología del automóvil.

Un auto eléctrico de Renault se recarga en una estación de carga en Ramat Hasharon
(Foto: Roni Schutzer / Flash90)

El brazo de inversión de Renault-Nissan-Mitsubishi, Alliance Ventures, ha decidido invertir una cantidad no revelada de dinero en un fondo de riesgo israelí enfocado en tecnologías automotrices, Maniv Mobility, marcando la primera inversión de Alliance en Israel y llevando el total de sus fondos invertidos globalmente a $ 50 millones.

Alliance-Ventures, un fondo de capital riesgo corporativo, fue establecido por Renault-Nissan-Mitsubishi, una de las alianzas automotrices líderes del mundo, en enero, con el objetivo de invertir hasta $ 1,000 millones en cinco años para apoyar startups y asociaciones enfocadas en tecnologías automotrices en todo el mundo, incluido Israel. El objetivo es aprovechar las startups automotrices más prometedoras, dijeron los fabricantes de autos.

Maniv Mobility recaudó el año pasado $ 40 millones para su primer fondo.

El fondo Alliance Ventures espera invertir hasta $ 200 millones en nuevas empresas en cada uno de los cinco años, y establecer asociaciones con empresarios tecnológicos enfocados en áreas como vehículos eléctricos y autónomos, conectividad e inteligencia artificial.

Matthieu De Chanville, subdirector de Alliance Ventures, el brazo empresarial corporativo
de la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi, en el evento EcoMotion en Tel Aviv; 23 de mayo
de 2018 (Ezra Levy)

El fondo de Alliance concentra sus operaciones en Silicon Valley, París, Yokohama, Beijing y Tel Aviv, y realiza inversiones estratégicas en todas las etapas startups y asesora a los empresarios a través de asociaciones. Los socios seleccionados obtendrán acceso a la escala global de la empresa Renault-Nissan-Mitsubishi, que vendió más de 10 millones de vehículos en 2017 a través de 10 marcas y tiene presencia en todos los principales mercados automotrices.

“Nos hemos comprometido a invertir en Maniv”, pero el acuerdo aún no se ha finalizado, dijo Matthieu De Chanville, subdirector de Alliance Ventures en una entrevista con The Times of Israel, en el marco de la exhibición de transporte inteligente EcoMotion en Tel Aviv, en el que docenas de nuevas empresas y líderes de la industria presentaron sus productos y mostraron sus contribuciones al cambiante mundo de la movilidad y el transporte.

La inversión en Maniv no será solo financiera, explicó, sino una asociación en la que los dos fondos trabajarán juntos para fomentar y seguir el crecimiento de nuevas empresas a nivel local. La inversión en Maniv también expondrá a Alliance a las empresas en etapa inicial, ya que Alliance generalmente tiende a centrarse en las nuevas empresas que ya han levantado su primera y segunda rondas (series A y B) de financiamiento, dijo.

Desde su inicio, el fondo habrá invertido unos $ 50 millones en startups en todo el mundo este año, incluido el monto en Maniv, si se cierra. Las inversiones han sido en Ionic Materials, una empresa con sede en Massachusetts, Estados Unidos, que desarrolla polímeros para baterías libres de cobalto; Kalray, con sede en Francia, que ha desarrollado semiconductores para el procesamiento de datos, necesarios para la conducción autónoma; y Shift, una firma de Silicon Valley que ha desarrollado un mercado en línea para comprar y vender autos usados. Además, Alliance también ha invertido en el fondo chino de emprendimientos de riego Sinovation Ventures.

De Chanville, quien visita Israel por primera vez, dijo que espera que Alliance invierta fondos adicionales localmente, pero directamente en startups, y no en un fondo. Cuánto invertirá en Israel “dependerá de las oportunidades que surjan”, dijo. “En nuestra industria, de tecnologías autónomas y servicios de movilidad, Israel es el tercer lugar más importante después de los EE.UU. y China, en tecnologías para construir el automóvil del futuro”, dijo. “Tenemos que estar aquí”.

La exposición EcoMotion en Tel Aviv, atestada de startups, inversionistas y empresarios que buscan la próxima gran novedad en tecnologías automotrices; 23 de mayo de 2018
(Shoshanna Solomon / Times of Israel)

Israel se ha convertido en los últimos años en un centro de innovación automotriz, incluso si no tiene importantes actividades de fabricación de automóviles.

Su incursión en el campo comenzó con la compañía de automóviles eléctricos Better Place, a la que a pesar de su bancarrota de alto perfil en mayo de 2013 se le atribuye poner la escena de la tecnología automotriz de Israel en el mapa. Google compró Waze, una compañía de cartografía con base en Raanana, por un millón de dólares reportados en 2013. Y en marzo del año pasado, Intel acordó adquirir la poderosa tecnología automotriz para autos Mobileye, de Jerusalén, por la friolera de $ 15.300 millones. BMW, Ford, General, Honda, Motors, Uber, Volkswagen y Volvo están prestando atención y han estado invirtiendo en tecnología israelí desde 2016.

El Grupo Volkswagen de Alemania inauguró oficialmente su “campus de innovación” en Tel Aviv, que será el centro de sus actividades de investigación y desarrollo en Israel. Y BP Ventures, el brazo de riesgo de la multinacional británica de petróleo y gas BP plc, dijo que invirtió $ 20 millones en la startupisraelí StoreDot, que está desarrollando una tecnología de carga de batería ultrarrápida que puede usarse para vehículos eléctricos.

Israel es un “centro de innovación superior”

La alianza Renault-Nissan-Mitsubishi busca desarrollar, tanto dentro de la empresa como a través de equipos con nuevas empresas, las tecnologías que lo ayudarán a ofrecer los “servicios de movilidad del futuro”, dijo De Chanville. “Reconocemos a Israel como uno de los principales centros de innovación en el mundo en el que encontraremos parte de la tecnología que construirá el automóvil del futuro”.

La alianza opera en Israel a través de su brazo de riesgo y el laboratorio de tecnología que estableció en 2016 para fomentar startups con énfasis en tecnología de vehículos eléctricos y ciber-seguridad, para permitirles acceder y probar tecnologías en los automóviles fabricados por la alianza. La alianza también fue seleccionada por la Autoridad de Innovación de Israel para operar uno de sus Laboratorios de Innovación Tecnológica por un período de tres años.

La alianza también está construyendo una instalación en un área industrial de Tel Aviv, Atidim, que tendrá espacio y automóviles para que las startups puedan probar tecnologías, dijo De Chanville.

“Hemos dicho que para 2022 operaremos un servicio de robo-vehículo”, ya sea vehículos autónomos o transbordadores en una ubicación mundial aún no revelada, dijo. Esto significa construir los vehículos y operarlos. “Para cumplir esta promesa”, dijo, “debemos encontrar la tecnología adecuada, y algunas se pueden encontrar en las startups israelíes”.

“Desafíos tecnológicos fuertes” hay en el futuro para los autos completamente autónomos, dijo De Chanville, especialmente encontrar maneras de producir vehículos a un costo que los haga económicos para la producción en masa. “La economía no es obvia”, dijo. “Para tener sentido necesitas tecnología disruptiva”. Algunas startups son prometedoras, dijo, “pero nada es seguro”.

Además, las ciudades de todo el mundo que rápidamente creen un entorno normativo favorable para probar autos sin conductor estarán a la vanguardia de la revolución de la conducción autónoma, dijo. “Esperamos que nuestros organismos reguladores ayuden a crear un entorno favorable para las nuevas empresas y para que podamos probar nuestras tecnologías”.

 

Fuente: The Times of Israel
Traducido: Consulado General H. de Israel en Guayaquil