El judeoespañol tendrá su propia academia de la lengua

Febrero 20 del 2018

El judeospañol se constituirá como academia correspondiente de la Real Academia Española (RAE) y pasará a ser el miembro número 24 de la Asociación de Academias de la Lengua Española (ASALE) tras la celebración los próxi¬mos 19 y 20 de febrero de la convención académica que así lo determinará. La RAE acogerá en su sede las reuniones, a las que están convocados los académicos correspondientes de la RAE de Israel, Italia, Suiza y España especialistas en el tema; miembros de la Autoridad Nacio¬nal del Ladino y su Cultura de Israel y del Instituto Salti para el estudio del Ladino de la Universidad Bar Ilán de Israel. Ade¬más, en la convención, patrocinada por la Fundación Hispanojudía, que dirige David Hatchwell, participarán investiga¬dores en la materia del Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España y los académicos de número de la RAE.

El director de la RAE, Darío Villanue¬va, detallaba que el objetivo de la nue¬va academia será seguir preservando el idioma que hablan los descendientes de los judíos expulsados de España en 1492.

En 1492, las comunidades judías des¬cendientes de hebreos fueron expulsadas por los Reyes Católicos y en su diáspora se llevaron con ellos la forma en la que se hablaba en España.

Durante cinco siglos, el lenguaje ar¬caico que utilizaban los exiliados, cono¬cidos desde entonces como sefardíes, ha pasado de generación en generación pero ahora está en franca retirada.

“La lengua no está viviendo una etapa de crecimiento sino más bien lo contra¬rio. En la época más boyante había no solo literatura, traducciones o folclore, sino periódicos y teatro. Ahora las co¬sas no van tan bien. Se está perdiendo bastante esa tradición”, aseguraba Vi¬llanueva.Su intención al promocionar la creación de la academia no es la de trans¬formar el judeoespañol en el español del siglo XXI sino preservarlo tal y como ha sido, dotado de una peculiaridad históri¬ca muy marcada.

La RAE nombró a finales de 2015 a diez académicos correspondientes -dis¬tintos de los de número- especialistas en judeoespañol, también llamado sefardí o ladino, aunque prefiere la primera de-nominación porque ladino engloba todas las expresiones romanceadas de otros idiomas.

Ocho de ellos viven en Israel y otras dos en Suiza e Italia, a los que se su¬man una especialista en esa lengua en el CSIC. EFE y Aurora.

 

Fuente: Aurora Digital