Con un movimiento de la mano, la aplicación tiene como objetivo ayudar a los fumadores a dejar el hábito

El Dr. Ivan Berlin, experto en adicciones, dice que el software de análisis de gestos Somatix, creado por Israel, es “revolucionario” en la detección del consumo de cigarrillos

Imagen ilustrativa de un cigarrillo (sercansamanci, iStock by Getty Images)

Somatix, una nueva empresa con sede en Nueva York fundada por israelíes, dice que ha desarrollado un software de análisis de gestos que puede hacer un seguimiento de los hábitos de fumar de los usuarios y ayudarles a controlar su adicción.

El software desarrollado por la empresa, que tiene un centro de I + D en Ra’anana, Israel, se puede colocar en dispositivos portátiles ya existentes. La empresa utiliza la inteligencia artificial y el aprendizaje automático para recopilar, analizar y actuar sobre la información obtenida a partir de los movimientos de las manos, sin que los usuarios necesiten ningún aporte activo. Su primer producto es SmokeBeat.

Al monitorear los gestos a través de los sensores de smartwatch o smartband, SmokeBeat puede identificar y distinguir el acto de fumar de otros gestos de manos a boca, como cepillarse los dientes, tomar una bebida, comer, morderse las uñas y afeitarse. El software también puede deducir estados emocionales a partir de simples gestos con las manos, dice la compañía.

Los algoritmos de aprendizaje automático basados en la nube proporcionan información sobre los estados fisiológicos y emocionales de los usuarios.

Imagen ilustrativa de un fumador (Katarzyna Bialasiewicz, iStock de Getty Images)

La aplicación ofrece a los usuarios y sus médicos información sobre sus hábitos de fumar: cuándo más fuma la persona, cuántos cigarrillos se consumen, el impacto financiero a largo plazo de su comportamiento. Esta información ayuda a proporcionar información sobre los factores que desencadenan la necesidad de fumar y también revela cuántas horas de vida se pierden fumando.

El análisis predictivo del software anticipa cuándo se producirá un episodio de tabaquismo y utiliza esta información para inducir a los usuarios con técnicas de terapia cognitiva conductual (TCC). Les envía mensajes como: “No piense en lo que está abandonando cuando deje de fumar, concéntrese en lo que está ganando” y “Su riesgo de cáncer de boca y garganta se reduce en cinco años y medio después de dejar de fumar”.

Lo que hace que el software sea único es que no requiere que los fumadores tomen medidas para rastrear e ingresar sus hábitos de fumar.

Buscando el premio gordo

El fumar se lo ha relacionado no solo con el cáncer de pulmón, sino también con enfermedades cardíacas, derrames cerebrales y otras dolencias pulmonares crónicas.

“La epidemia de tabaquismo es una de las mayores amenazas para la salud pública que el mundo ha enfrentado, matando a más de 7 millones de personas al año”, según una hoja de datos de la Organización Mundial de la Salud de mayo de 2017.

Así que las empresas, los profesionales de la salud y los gobiernos se han esforzado por encontrar una manera de ayudar a los fumadores a dejar de consumir nicotina, una sustancia altamente adictiva. Aquellos que creen y comercialicen una solución de este tipo probablemente se ganen el premio gordo. Y compañías como Somatix están recurriendo a tecnologías de salud digital para obtener respuestas.

En octubre, la Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE.UU. aprobó un primer dispositivo móvil y una aplicación para ayudar a los fumadores a dejar de fumar. El Carrot, un sensor de aliento móvil de monóxido de carbono que se puede emparejar con un teléfono inteligente a través de Bluetooth, fue desarrollado por una empresa con sede en Redwood City, California. Muestra a los usuarios en tiempo real cómo el consumo de cigarrillos afecta sus niveles de monóxido de carbono.
Carrot también tiene su propio programa para dejar de fumar en una aplicación médica para teléfonos inteligentes llamada Pivot. Pero esta aplicación, a diferencia de SmokeBeat, requiere que los usuarios registren la cantidad de cigarrillos que fuman y tomen muestras de aliento antes de mostrar los datos y otras métricas.

La aplicación SmokeBeat de Somatix envía mensajes a los fumadores, recordándoles las consecuencias (Cortesía) (Dice: “No piense en lo que está abandonando cuando deje de fumar,
concéntrese en lo que está ganando”)

SmokeBeat fue probado en un estudio piloto por Reuven Dar de la Universidad de Tel Aviv.

Los resultados del estudio mostraron que el algoritmo de SmokeBeat detectó correctamente más del 80% de los episodios de tabaquismo y produjo muy pocas falsas alarmas. Además, los fumadores equipados con el software mostraron una “disminución significativa en las tasas de tabaquismo durante la prueba de 30 días”, mientras que el grupo de control no mostró cambios en la tasa de tabaquismo.

“Estos resultados preliminares sugieren que el monitoreo automático de los episodios de tabaquismo y la alerta al fumador en tiempo real pueden facilitar la reducción del tabaquismo en los fumadores motivados”, concluyó el estudio. “Aumentar la conciencia de los fumadores sobre el acto de fumar en tiempo real, como lo hace la aplicación SmokeBeat, puede contrarrestar la automaticidad del hábito de fumar”.

El estudio fue publicado recientemente en la Revista Investigativa Nicotina y Tabaco de University Press de Oxford.

El Dr. Ivan Berlin, profesor de farmacología clínica en la Universidad Pierre y
Marie Curie de París. (Cortesía)

La tecnología de Somatix llamó la atención del Dr. Ivan Berlin, profesor de farmacología clínica en la Universidad Pierre y Marie Curie de París, experto en medicina de adicciones. Llegó de visita a Israel la semana pasada y se reunió con representantes de la compañía. Él no tiene ninguna asociación personal o comercial con la compañía, dijo en una entrevista con The Times of Israel.

Somatix ha desarrollado “una forma muy interesante de detectar el consumo de cigarrillos”, dijo. “Diría que es un enfoque revolucionario seguir a los fumadores para ver cuánto fuman, cuando fuman”.

La singularidad de la tecnología, dijo, es que “no necesita la colaboración del individuo”. Otras aplicaciones piden a los usuarios que ingresen información o realicen otros pasos. “Siempre es un problema de cumplimiento”, dijo. “Al principio lo hacen, y luego se olvidan de hacerlo y cumplen cada vez menos”.

La aplicación SmokeBeat desarrollada por Somatix puede darle datos sobre cuántos cigarrillos fumaste, cuándo, y cuánto dinero y horas de vida desperdiciaste (Cortesía)

Muchas otras aplicaciones podrían abordarse con esta tecnología del gesto de la mano, dijo, como la detección de inyecciones de drogas para los adictos a la heroína o el cumplimiento de la medicación de fármacos para los pacientes que tienen que tomar medicamentos para enfermedades crónicas.

Lo que hay que hacer ahora, sugirió, es realizar más pruebas, quizás en combinación con parches de nicotina o inhaladores.
Los mejores medicamentos para ayudar a los usuarios a dejar de fumar tienen un nivel de eficacia de alrededor del 40%, en comparación con los tratamientos farmacológicos generales que tienen un nivel de eficacia de alrededor del 70% -75%, dijo. “Es decir, los medicamentos para dejar de fumar “no son muy exitosos”. Entonces, si aumentas la eficacia del 40% con esta aplicación y logras llegar al 70% -75%, es un gran avance.”

 

 

Traducido: Consulado General H. de Israel en Guayaquil
Fuente: The Times of Israel